El día que Djokovic perdió una final, la sonrisa y los estribos

Novak Djokovic perdió la paciencia durante la final en Roma ante Murray. (Foto: AFP)

Novak Djokovic perdió la paciencia durante la final en Roma ante Murray. (Foto: AFP)

El serbio Novak Djokovic dejó atrás la imagen risueña y amigable que todos conocen de él y perdió la paciencia con un juez argentino durante el juego en el que cayó por 6-3 y 6-3 ante Murray.

El juez asignado fue el argentino Damián Steiner, quien se negó a detener un juego que se realizaba sobre arcilla mientras caía una llovizna, algo que no le gustó para nada a "Nole", quien le pidió en reiteradas ocasiones que detuviera el encuentro, argumentando posibles lesiones para cualquiera de los finalistas.

Novak Djokovic iba cayendo por 3-6 y 3-4 con break abajo cuando gritó "¡No quiero jugar!", a lo que el juez argentino respondió: "tienes que jugar, ya no llueve", desatando la furia del serbio.

"Ahora no llueve, pero estuvo lloviendo durante una hora", respondió "Nole", quien además, en un acto de impotencia, había lanzado su raqueta contra las gradas, golpeando a algunos asistentes a quienes de inmediato les pidió disculpas.

Pedí tener una pausa de unos minutos para arreglar la cancha. No entendí por qué no podíamos parar el juego. Jugamos en un campo muy mojado, sobre todo en la línea de fondo, y podíamos lesionarnos. ¿Es necesario que uno se lesione antes de que se vea que no se puede jugar? Para mí es ridículo que el árbitro, que no lleva zapatillas de tenis, baje al campo y diga: sí se puede jugar
Novak Djokovic
, tenista serbio
Tras el duro cruce de palabras, que se extendió por un par de minutos, Djokovic terminó perdiendo la final ante Murray y en la conferencia de prensa reprochó una vez más el actuar del árbitro.

*Con información de Cancha Llena.

16 de mayo de 2016, 09:05

cerrar