Diana Ubeda, la maestra guatemalteca que se prepara en Japón

Ser maestro no es solo tener los estudios a nivel medio o superior de la carrera. Con el paso de los años, los docentes deben actualizarse y buscar nuevos métodos para que la educación sea de la mejor calidad. 

Para Diana Ubeda esto es importante, por lo que emprendió un desafío al empezar una maestría en Japón, con la cual espera empaparse de nuevos conocimientos y regresar a Guatemala para compartir sus ideas y ser un cambio en el sistema educativo nacional. 

  • 502 POR EL MUNDO...

“Deseo superarme como profesional a un nivel superior, por lo que estoy estudiando la maestría en Currículo Educativo y Evaluación en la Universidad de Tsukuba. La idea es que al regresar a Guatemala, pueda ayudar a mejorar el sistema educativo que necesita muchos cambios y mejoras, y qué mejor que hacerlo con estándares a nivel internacional”, explica Ubeda.

La maestra guatemalteca aplicó a la beca a través del Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología para estudiar en Japón, que tiene como objetivo fomentar los recursos humanos para establecer puentes de amistad entre Guatemala y dicho país asiático, además de contribuir al desarrollo de ambas naciones.

  • DESTACADO...

La aventura de Ubeda empezó apenas en septiembre de 2016, pero confiesa que tiene la sensación que ha pasado más tiempo. 

“Siento que ha sido más, ya que no he podido comer mis queridos frijoles con queso y crema, y no se diga las tortillas bien doradas. Pero también he podido estudiar japonés y aplicarlo para mantener una conversación”, resalta. 

Diana comparte con otros estudiantes de otras naciones cómo es la vida en Guatemala, sus problemas, sus virtudes y así los ayuda a entender la realidad de nuestro país. (Foto: Diana Ubeda)
Diana comparte con otros estudiantes de otras naciones cómo es la vida en Guatemala, sus problemas, sus virtudes y así los ayuda a entender la realidad de nuestro país. (Foto: Diana Ubeda)

Diana agrega que la experiencia también le ha brindado la oportunidad de ser parte del club Tsukuba Model United Nations, una simulación de las Naciones Unidas, donde los participantes aprenden a negociar, debatir y practicar la diplomacia. Usualmente discuten sobre problemas sociales, como educación, pobreza, inseguridad, salud, entre otros. 

“Esto me permite, hasta cierto punto, ser embajadora de mi país, ya que por medio de esa amistad otros lo pueden conocer, aunque muchos asocian Guatemala con el café. Aún hay mucho que informar y la gente es el recurso más valioso para hacerlo”, apunta.

Falta cerca de un año para que Diana Ubeda retorne a su hogar y retome su vida. Encontrar un puesto donde pueda poner en práctica los conocimientos adquiridos en el campo educativo y motivar a los niños a aprender son otras de las metas que quiere cumplir en su tierra natal la destacada docente. 

“He sido maestra por 10 años y he intentado hacer cambios en las vidas de mis alumnos, pero aun así necesitas estar a un nivel en el que tus acciones y aprendizajes hagan cambios rápidamente y a gran escala”, puntualiza. 

07 de febrero de 2017, 06:02

cerrar