Un civil asume presidencia de Cuba y termina el régimen de los Castro

Sus vecinos lo recuerdan como aquel "buen muchacho" que andaba en bicicleta. (Foto: AFP) 

Sus vecinos lo recuerdan como aquel "buen muchacho" que andaba en bicicleta. (Foto: AFP) 

Después de casi seis décadas, Cuba inició una nueva era: el octogenario general Raúl Castro entregó la presidencia a Miguel Díaz-Canel, un civil casi 30 años menor comprometido a dar continuidad al legado de sus antecesores.

En su primer discurso como gobernante ante la Asamblea Nacional, Díaz-Canel aseguró que Cuba seguirá siendo "verde olivo", apoyándose en los dirigentes históricos, y que tendrá a Raúl como guía, en una señal hacia el ala dura revolucionaria, más reacia a sacrificar el legado socialista.

  • RECUERDA... 

"El mandato dado por el pueblo a esta legislatura es dar continuidad a la revolución cubana en un momento histórico crucial, que estará marcado por todo lo que debemos avanzar en la actualización del modelo económico", dijo.

Para el nuevo mandatario, su antecesor Raúl Castro, quien permanece como líder del gobernante Partido Comunista, "encabezará las decisiones de mayor trascendencia". 

  • TE PUEDE INTERESAR... 

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

El cambio de mando fue sencillo, sin pompas, pero muy aplaudido. Raúl Castro dejó su asiento en la mesa principal del Palacio de las Convenciones de La Habana, el que fue inmediatamente ocupado por Díaz-Canel. Al lado permaneció la silla vacía de Fidel Castro, fallecido en 2016.

* Tomado de AFP

19 de abril de 2018, 10:04

cerrar