Diego Andrés, el saxofonista de las calles que espera una oportunidad

En Guatemala existen muchas personas con talento para la música, pero esta historia nos hace ver que no hay barreras para conseguir nuestros sueños, tal como lo demuestra el saxofonista Diego Andrés González

Originario de San Pedro La Laguna, Sololá, Diego dejó su hogar con el objetivo de llegar a la capital para estudiar en el Conservatorio Nacional de Música. Todo iba bien, ya que uno de sus hermanos lo apoyaba, pero en poco tiempo le pasaron muchas cosas negativas, aunque esto no haya significado que abandone sus metas. 

“Empecé a estudiar este año en el Conservatorio. Mi hermano mayor me daba 500 quetzales que me servían para pagar la renta de un cuarto. Pero por alguna razón, él ya no pudo ayudarme, también me robaron el primer saxofón que había comprado y he tenido que trabajar muy duro para obtener un nuevo”, cuenta el joven mientras ejecuta algunas canciones en el Paseo de la Sexta. 

Pero sus deudas no acaban únicamente con la renta de su cuarto, también ha pasado hambre y complicaciones para ir a estudiar, pues no cuenta con los recursos suficientes. 

La historia de Diego Andrés González empezó a viralizarse en las redes sociales debido a la publicación en la cuenta de Facebook de la usuaria Coco Lavarreda. (Foto: Facebook)
La historia de Diego Andrés González empezó a viralizarse en las redes sociales debido a la publicación en la cuenta de Facebook de la usuaria Coco Lavarreda. (Foto: Facebook)

“A veces no como en todo el día y mi preocupación es que tengo que pagar la mensualidad de mis estudios. Por eso decidí venir a la Sexta para que la gente me ayude con lo que pueda. Yo quiero ser un músico profesional y por eso me estoy especializando”, resalta. 

Proyecto musical

Diego Andrés describe que en su pueblo había formado una banda musical llamada Pato Poc junto a sus hermanos, uno de ellos, elemento de la Policía Nacional Civil.

“Tocamos diversos ritmos, pero yo quiero ser un profesional porque me gustaría ser el director de una orquesta”, relata. 

Este joven talento guatemalteco agradece a las personas que lo han apoyado en la calle, pero busca de alguna manera obtener un beneficio para continuar con sus estudios. “Estoy usando un cuaderno viejo para mis clases, a veces tengo que prestar un lapicero. Ha sido muy complicado, pero creo que la vida es así aquí en la capital”, explica. 

Si tienes el deseo de ayudar a Diego Andrés, puedes comunicarte al correo electrónico diegandres97@gmail.com o al correo fhernandez@soy502.com para obtener un contacto directo. 

19 de febrero de 2016, 07:02

cerrar