Las sillas vacías en el inicio del año escolar en El Cambray II

Un ambiente de luto, un poco de desorden y sobre todo de adaptación, es lo que se vivió en la Escuela Oficial Urbana Mixta No. 810 de Santa Catarina Pinula al dar inicio el ciclo escolar 2016 este lunes 18 de enero.

Este centro educativo sirvió de albergue para los afectados del desastre en El Cambray II ocurrido el 1 de octubre de 2015.

“Desde el día viernes que estamos arreglando la escuela y ha sido un poquito difícil porque ha habido mucho desorden, pero lo más triste y sentimental lo vivimos hoy que regresamos a las aulas con algunos alumnos menos”, comentó Minti Roldán, docente de segundo grado.

La maestra del pequeño Josué Jeremías Valenzuela, quien falleció en la tragedia de El Cambray, explicó que es bastante triste no tenerlo en la clase. El primer día de clases de los pequeños inició como todos los demás, con una oración, pero esta en especial fue dedicada a Josué, quien siempre fue un chico muy inteligente y activo.

Diez niños de la escuela urbana de la jornada matutina murieron en la tragedia ocurrida el 1 de octubre, entre ellos, el pequeño Fernando Emanuel Ramírez Rosales, a quien su maestra Rita América Monterroso recuerda con un pupitre vacío en el aula de cuarto grado de primaria lugar que el pequeño Fernando dejó lleno de recuerdos y amistades que sembró con sus compañeros.

Le hice un cambio a mi aula pero a lo que no voy a poder hacerle cambios es a mi corazón
Rita América Monterroso
, docente de cuarto primaria

“Precisamente ahorita estoy arreglando el expediente de Fernando y no para olvidarlo sino para seguirlo recordando, su lugar también lo tenemos vacío y lo extrañamos ya que era un chico súper activo y muy colaborador”, comentó Rita con la voz mezclada con lágrimas.

Los albergados fueron transferidos al sótano de la escuela y algunas familias decidieron ir alquilar mientras esperan que les entreguen las viviendas en la urbanización destinada para ellos en San José Pinula.

19 de enero de 2016, 09:01

cerrar