Doña Flory no pierde la fe en sus sueños, aunque aún los mira lejanos

La tranquilidad regresó a la vida de Flory Cuyuch el día que los rescatistas lograron recuperar los cuerpos sin vida de sus dos hijos y su madre de entre los escombros.

Tras perder a su esposo, la vida le dio un nuevo revés el pasado primero de octubre y, a raíz de la tragedia, ha sufrido complicaciones de salud y económicas. Sin embargo, tomó la decisión de vivir la vida y durante este camino ha tenido que superar baches muy profundos.

  • TE PUEDE INTERESAR:

"Mi meta es salir adelante, tengo sueños, quiero mi camión, aunque estén muy lejos no pierdo la fe", señaló.

Tomé la decisión de vivir la vida.
Flor de María Cuyuch
, sobreviviente de El Cambray II

La taxista más conocida de El Cambray continúa en su negocio que, sin ella saberlo, le salvó la vida al salir a hacer un viaje con un cliente en el momento del derrumbe.

Su hija, su nieto y la que era la novia de uno de sus hijos le han sido de gran apoyo. Pero entiende que un día su hija tendrá que hacer su vida. "Ahí estaré yo para apoyarla", explicó.

  • ADEMÁS:

Flory es consciente de que ya no va a recuperar todo lo que trabajó junto a su esposo y su familia y eso le entristece. Sin embargo, se ha convertido en un ejemplo para sus vecinos que incluso le piden ayuda y así juntos poder ir saliendo poco a poco.

"A veces apenas puedo con lo mío, pero estoy para servir a mis vecinos de El Cambray", añadió.

01 de octubre de 2016, 15:10

cerrar