Doña Ofelia, la mujer que demuestra que nunca es tarde para aprender

La vida no siempre da muchas oportunidades a las personas, pero cuando se quiere conseguir un objetivo, nunca es tarde para ellas. Así lo demuestra Ofelia Curiales. Su historia ha conmovido a la comunidad de Masagua en Escuintla por su deseo de superación.

La mujer de 67 años cursa segundo primaria, pero todo empezó tras una tragedia familiar que impidió a una de sus nietas seguir estudiando en la Escuela Oficial Rural Mixta Marco Augusto Alfaro Lemus, del microparcelamiento La Aurora, de Masagua.

  • TALENTOSOS:

“El esposo de la señora normalmente venía a dejar a la nieta en tractor. Un día la pequeña se cayó del tractor y fue arrollada. Luego ella venía a cuidar al resto de los nietos a la escuela y se quedaba esperándolos hasta que salieran. Un día le pregunté si sabía leer y escribir y me respondió que no. Entonces le propuse que lo hiciera si ella quería”, explica Blanca Estela Contreras de Sazo, directora de ese centro educativo. 

Fue así como doña Ofelia Curiales entró a la escuela y empezó en Párvulos. Su determinación asombró a los maestros y a los estudiantes ya que rápidamente fue aprendiendo lo básico de la escritura. A los dos días de haber empezado sus clases, llevó su uniforme, lo cual impactó aún más a muchos. 

“Ella ha aprovechado la oportunidad. Ahora está en segundo primaria y quiere seguir estudiando. Ella me ha comentado que quiere terminar la primaria, cursar los básicos, tomar un bachillerato y llegar a la universidad, es un gran ejemplo para muchos”, explica la docente. 

Aunque la mujer ha conseguido avanzar en su educación, no cuenta con una constancia que respalde sus estudios, por lo que la dirección de la escuela busca  la manera de acercarse al Ministerio de Educación y otorgarle sus diplomas a doña Ofe, como es conocida en la comunidad. 

14 de octubre de 2016, 09:10

cerrar