Dos cuadrangulares de Ortíz ponen a los Rays cerca de la eliminación

El bateador designado dominicano David Ortíz lució su bate explosivo y vuelve a ser pieza clave en juego de serie final al pegar dos cuadrangulares y darle forma al ataque de los Medias Rojas de Boston, que vencieron 7-4 a los Rays de Tampa Bay en el segundo juego de la serie divisional de la Liga Americana.

La victoria, segunda consecutiva de los Medias Rojas, los pone con marca de 2-0 en la serie de División de la Americana, que se juega al mejor de cinco.

El equipo de Boston queda a sólo un triunfo de pasar a la siguiente ronda final si el lunes en el campo de los Rays, el Tropicana Field, vuelven a vencerlos cuando se juegue el tercer partido de la serie.

Pero esta vez desde el Fenway Park de los Medias Rojas, Ortíz mandó el mesaje de que la novena de Boston tiene el poder de los bates y la solidez de sus lanzadores para llegar lejos en la serie final.

2
HR
conectó David Ortíz y se convirtió en el primer bateador designado de los Medias Rojas en hacerlo en un juego de fase final

El dominicano hizo volar la pelota 399 pies (121 metros) sobre la barda del jardín derecho. Luego de que Ortiz desequilibró al lanzador, en la octava entrada volvió a enfrentar a Price, que trataba de vengar el cuadrangular del primer episodio, pero se enfrentó con la explosividad del dominicano que volvió a conectarle jonrón solitario.

Ortiz con otro toletazo nuevamente sobre la barda derecha, superando por segunda ocasión la manopla del guardabosques de ese campo Wil Myers, selló la pizarra y dejó a Price con la intención de desquitar el primer cuadrangular.

El dominicano ya había sido protagonista en el 2004 cuando fue un jugador importante al ayudar a los Medias Rojas a ganar su primer título de Serie Mundial en 86 años. Ortiz es el único jugador de esa novena ganadora que permanece en el equipo.

El guardabosques Jacoby Ellsbury apoyó el ataque de los Medias Rojas pegando tres de los 11 imparables del equipo, y el segunda base Dustin Pedroia remolcó tres de las siete carreras de la novena de Boston, que terminó la temporada regular con la mejor marca de la liga con números de 97-65.

Con el respaldo de un poderoso ataque explosivo, el abridor John Lackey (1-0) trabajó cinco entradas y un tercio para conseguir el triunfo.

Lackey permitió siete imparables, cuatro carreras, dio tres pasaportes y retiró a seis por ponche contra 26 enemigos.

El cerrador japonés Koji Uehara (1) se apuntó el salvamento en un episodio, ponchando a dos.

La derrota la cargó Price (0-1) en siete entradas, al ser castigado ante los 38.705 asistentes al campo de los Medias Rojas, con nueve imparables, incluidos los dos jonrones de Ortiz, y siete carreras, aceptó dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche.

El lunes ambas novenas jugarán el tercer juego de la serie cuando los Medias Rojas suban al montículo al abridor Clay Buchholz, y los Rays llevan a la lomita a Alex Cobb

 

05 de octubre de 2013, 23:10

cerrar