Dos implicados al caso La Línea son enviados a prisión preventiva

Uno de los implicados fue capturado el 7 de mayo, en tanto que el otro, se entregó voluntariamente. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Uno de los implicados fue capturado el 7 de mayo, en tanto que el otro, se entregó voluntariamente. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Tras conocer los indicios del Ministerio Público, el Juzgado B de Mayor Riesgo ligó a proceso y envió a prisión preventiva a dos implicados en el caso de defraudación aduanera denominado La Línea, por el que también enfrentan a la justicia el exbinomio presidencial. 

A Delfino Morataya, quien como representante legal de cuatro empresas participaba en la estructura al prestar sus cuentas bancarias para el depósito de los sobornos, se le dictó auto de procesamiento por los delitos de asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

En tanto que, en contra de Jorge Guillén, encargado de la Aduana en Santo Tomás de Castilla, el juez Miguel Ángel Gálvez encontró suficientes indicios de su incurrencia en asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo.

Cabe destacar que Guillén se presentó de manera voluntaria ante el Juzgado; sin embargo, esto no le sirvió al momento de que se determinara la medida de coerción, pues Gálvez resolvió enviarlo a Pavoncito, al igual que Morataya, debido a que ambos contaban con una orden de captura desde el 16 de abril de 2015, cuando salió a la luz el caso La Línea. 

Según la Fiscalía, Morataya era el piloto de Javier Ortiz, alias “Teniente Jerez”, y era el representante legal de las cuatro empresas a nombre de CorpoGold, en cuyas cuentas se depositaban los sobornos cobrados a los importadores en las aduanas.

En el caso de Guillén, de acuerdo a los indicios presentados, contaba con una participación más activa en la estructura, ya que se encargaba de facilitar nuevos usuarios de La Línea en la Aduana en la que laboraba. 

10 de mayo de 2016, 19:05

cerrar