Dos colaboradores de Pedro Muadi a juicio por plazas fantasmas

Dos colaboradores del expresidente del Congreso de la República, Pedro Muadi fueron enviados a juicio por delitos de peculado por sustracción, asociación ilícita y lavado de dinero.  (Foto: Archivo/Soy502)

Dos colaboradores del expresidente del Congreso de la República, Pedro Muadi fueron enviados a juicio por delitos de peculado por sustracción, asociación ilícita y lavado de dinero.  (Foto: Archivo/Soy502)

Dos colaboradores de Pedro Muadi, expresidente del Congreso de la República fueron enviados a juicio por presuntamente integrar una red de plazas fantasmas. Se trata de Claudia María Bolaños Morales y José Estuardo Blanco Aguilar. 

El juez Undécimo de Primera Instancia Penal, José Eduardo Cojulún resolvió que Bolaños Morales deberá enfrentar un proceso penal por los delitos de peculado por sustracción, asociación ilícita y lavado de dinero. Por aparte Blanco Aguilar es sindicado por peculado por sustracción y asociación ilícita. 

De acuerdo a la investigación Bolaños Morales administraba la empresa "Productos Servicios y Equipos, S.A." propiedad de Muadi; además tenía firma registrada en 29 cuentas a nombre de empleados del Legislativo, que devengaban salarios de entre 7 mil y 20 mil quetzales con cargos administrativos, operativos y guardias del Congreso.

A Bolaños Morales también se le sindica de utilizar su cuenta bancaria para el depósito de un salario de 20 mil quetzales que recibía de su cargo de Secretaria Ejecutiva II, sin asistir a trabajar.

La mayor beneficiada con el dinero del pago de las planillas era la empresa de Muadi que recibió 2 millones 927 mil 139 quetzales con 45 centavos. Bolaños era la encargada de sacar el dinero de la cuenta principal a través de cheques y posteriormente depositarlo a varias cuentas bancarias. 

No solo las cuentas de Muadi se vieron beneficiadas, también las del esposo de Bolaños Morales, Héctor Augusto Reyes Pérez y Ximena Toriello Martínez del Rosal secretaria privada de la presidencia del Congreso; ambos ligados a proceso por lavado de dinero.

Según las autoridades, entre enero de 2013 y junio de 2015 fueron sustraídos 4 millones 739 mil 739 quetzales con 52 centavos con la adjudicación de plazas fantasmas.

Por aparte Blanco Aguilar habría participado en la red, al contactar al menos tres guardias de seguridad para que suscribieran contratos en el Legislativo de manera irregular y tampoco se presentaba a laborar al Congreso; sino trabajaba en una empresa privada que se dedicaba a la seguridad privada de Muadi. 

 

16 de octubre de 2015, 12:10

cerrar