Los dueños del Leicester les regalan un carro de lujo a cada jugador

El sorprendente campeón de la Premier League, el Leicester City, jugó la temporada pasada bajo una genial regla: comerían pizza cada vez que mantuvieran su portería a cero, invitada por el entrenador Claudio Ranieri. 

Sin embargo, los dueños tailandeses quisieron superar las pizzas, y por mucho, por lo que les regalaron un auto BMW i8 a cada uno de los jugadores que contribuyó con el título. 

Uno de estos lujosos carros cuesta alrededor de 135 mil dólares, por lo que la operación total saldrá en aproximadamente 2.6 millones

Claudio Ranieri, como ya hizo la temporada pasada con casi todas las preguntas que le hacían, respondió con sentido del humor: "¿Cómo que los regalos son solo para los jugadores y no para mi? Quiero hablar con el dueño", comentó entre risas. 

Sin embargo, después ya puso seriedad sobre la mesa al hablar del partido contra el Manchester United por la Community Shield, la Copa que enfrenta al ganador de la Liga con el ganador de la Copa.

 

“Pienso en el partido, no en los autos. No es un amistoso, ambos equipos queremos ganar el primer título de la temporada”, comentó. Además, aseguró que la conquista de la Premier League ya quedó atrás y que solo importa la nueva campaña. 

El choque entre Leicester City y Manchester United por la Community Shield será el domingo 7 de agosto a las 9 de la mañana, hora de Guatemala. 

 

07 de agosto de 2016, 06:08

cerrar