Earnhardt Jr. gana la carrera Daytona 500, primera prueba de Nascar

El piloto estadounidense Dale Earnhardt Jr. ganó hoy la prestigiosa carrera Daytona 500, con la que dio comienzo la nueva temporada de la competición NASCAR en el Daytona International Speedway.

Antes que Earnhardt Jr. lograse el triunfo, la carrera tuvo que ser suspendida por causa de la lluvia y aviso de tornado durante seis horas y 22 minutos, el mayor aplazamiento que se ha dado en la historia de la carrera, que ya se ha hecho famosa porque estos aplazamientos se han convertido en algo común.

Earnhardt Jr., que partió noveno en la salida de la carrera, se mantuvo 54 vueltas como líder de las 200 que se completaron, y encabeza la clasificación en la renovada lista de pilotos que este año buscan el título de campeón de la Sprint Cup, al conseguir 48 puntos y una bonificación de dos más.

El nuevo campeón de Daytona 500 ganó por segunda vez la prueba, la primera fue en el 2004, y ahora lo hizo con un automóvil Chevrolet, que mostró ser el que mejor rendimiento dio en el pista una vez superada la mitad de la carrera, mientras que su equipo también hizo un gran trabajo.



Denny Hamlin quedó segundo, el tercer lugar fue para el veterano Jeff Gordon, Brad Keselowski ocupó el cuarto puesto y el actual campeón defensor Jimmie Johnson llegó quinto, tras disputar en la recta final de la carrera a Earnhardt Jr., aunque no logró imponerse porque el ganador hizo un pilotaje brillante.

El aplazamiento, que se tuvo que realizar cuando se llevaban completadas 38 vueltas de las 200 que estaban establecidas, fue el último de una serie generados en los últimos cinco años de competición.

La lluvia, los hoyos en la pista, productos de limpieza derramados y fuego han sido las causas que provocaron los aplazamientos de la carrera.

Mientras los miles de aficionados se protegían en las instalaciones del circuito, refugios establecidos por la organización y en sus propios coches, los pilotos se tomaron con buen humor el aplazamiento y lo demostraron a través de sus respectivas páginas sociales de Twitter y Facebook.

Cuando la carrera se reanudó regresó la normalidad y los pilotos se sintieron aliviados por no tener que esperar hasta la tarde noche del lunes para completarla, como sucedió en el 2012, cuando el piloto colombiano Juan Pablo Montoya chocó contra un camión de secado de la pista y generó un incendio.

Los trabajadores tardaron más de dos horas en controlar la situación y dejar limpia la pista con la utilización del detergente "Tide", que se utiliza para lavar la ropa.

Pero tras el aplazamiento, la carrera presentó toda una serie de cambios de líderes y choques que le dieron emoción hasta el final, y que no permitió que los espectadores tuviesen tiempo de aburrirse o pensar en las horas que llevaban dentro del recinto del circuito.

La segunda carrera de la temporada NASCAR se disputará el próximo domingo en el Phoenix International Raceway, de Phoenix (Arizona).

 

24 de febrero de 2014, 18:02

cerrar