Un ebrio no puede ponerse de pie, pero conduce un camión

El policía tuvo que ayudar al conductor para que se pusiera de pie. (Foto: livetrucking.com)

El policía tuvo que ayudar al conductor para que se pusiera de pie. (Foto: livetrucking.com)

Un policía de Minessota, Estados Unidos detuvo un tráiler tras recibir una llamada de que estaba transitando imprudentemente. Desde el momento en que el piloto intentó estacionarse, el agente supo que algo andaba mal, porque casi provoca un accidente: el vehículo pesado se salió de la carretera, arrancó una señal de tránsito y estuvo a punto de volcar.

  • MIRA AQUÍ:

Segundos después se detuvo y cuando el agente se acercó a Jonathan Czech, de 45 años, notó que estaba ebrio. No podía hablar bien, olía a alcohol y tenía los ojos llenos de sangre.

Al salir de la cabina, Czech cayó al piso. No podía pararse, se arrastraba y trataba de ponerse de pie sujetando el vehículo, por lo que el policía lo tuvo que ayudar.

  • TE PUEDE INTERESAR:

El oficial encontró luego dos botellas de vodka en el asiento del acompañante. La prueba de alcoholemia efectuada en ese momento indicó que tenía un nivel de alcohol en la sangre de 0.28, una cifra baja en relación con los síntomas que tenía, pero suficiente para ser sancionado.

*Con información de Infobae

23 de diciembre de 2016, 16:12

cerrar