EE.UU.: policía mata a una persona sorda que no acató sus órdenes

El incidente tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Oklahoma City. (Foto: newsok.com)

El incidente tuvo lugar en la ciudad estadounidense de Oklahoma City. (Foto: newsok.com)

El temor a los perros obligó a Magdiel Sánchez a siempre tener algún objeto en la mano, lo cual motivó que dos policías dispararan en su contra en Oklahoma City, Estados Unidos, luego que fuera considerado como una amenaza tras no atender una orden de los agentes.

Este martes 19 de septiembre, Sánchez estaba sentado en el corredor de su casa con un tubo de metal en la mano, cuando el agente Matthew Lindsey se acercó para interrogarlo por un atropello, pero cuando el policía vio el objeto que tenía el hombre, decidió pedir refuerzos.

  • LEE TAMBIÉN:

Lindsey le ordenó tirar el tubo y que se tirara al suelo, pero en lugar de responder, Sánchez se levantó y se acercó a los agentes mientras los vecinos gritaban que era sordomudo, sin embargo, le dispararon varias veces y cuando llegaron los cuerpos de socorro, ya estaba muerto.

Este sería el quinto incidente de este tipo en dicha ciudad y según la policía del lugar, los agentes Matthew Lindsey y Christopher Barners dispararon sus armas en contra el hombre, cuando estaba a cinco metros de distancia de ellos y sostenía en sus manos el tubo de metal.

Magdiel Sánchez padecía sordera por lo que no acató la orden de la policía. (Foto: El País)
Magdiel Sánchez padecía sordera por lo que no acató la orden de la policía. (Foto: El País)

Por su parte, el departamento de policía local indicó que: “Los agentes no sabían en ese momento que el sospechoso estaba sordo y que no podía escucharles”, agregando que “son situaciones muy volátiles” y que los policías se encuentran suspendidos mientras se investiga el incidente. 

No sabemos lo que estaban pensando los policías pero es muy posible que no escucharan lo que la gente les gritaba sobre la discapacidad de la víctima, porque estaban concentrados en la amenaza
Departamento de policía de Oklahoma City.

En declaraciones a la prensa, los vecinos de la víctima indicaron haber contado hasta seis disparos, agregando que la única manera que tenía Sánchez de comunicarse con los policías era “moviendo sus manos”. 

Se veía que estaba frustrado porque trataba de decirle a los policías que no podía hablar y explicarles lo que estaba pasando
Julio Rayos
, vecino de la víctima.

El departamento de policía de Oklahoma City adoptó las cámaras corporales para registrar la acción de los agentes en este tipo situaciones, sin embargo, ninguno de los agentes las llevaba.

  • ADEMÁS:

Según las autoridades, la víctima no tiene historial criminal, pero aclaró que el vehículo envuelto en el atropello que investigaban lo conducía el padre de Sánchez, quien ni siquiera estaba en el automotor al momento del accidente.

*Con información de El País

21 de septiembre de 2017, 12:09

cerrar