Así puedes hacer que tu bebé duerma mejor

Exponerlos a pantallas luminosas, como tablets, celulares o televisión, puede tener repercusiones en el descansar de los bebés. Cuáles son los hábitos a modificar para lograr un buen descanso por las noches. (Foto: Infobae). 

Exponerlos a pantallas luminosas, como tablets, celulares o televisión, puede tener repercusiones en el descansar de los bebés. Cuáles son los hábitos a modificar para lograr un buen descanso por las noches. (Foto: Infobae). 

Un estudio publicado en la revista Nature reafirmó el concepto de que aquellos niños a los cuales se expone diariamente al uso de dispositivos tecnológicos tienen un mayor porcentaje de riesgo de sufrir trastornos de sueño.

La luz de las pantallas de tablets, celulares y televisión causa una disminución de la secreción de la hormona melatonina.

"Los resultados mostraron que el mayor uso de la pantalla táctil se asocia con la disminución de la cantidad total de sueño, lo que significa que cada hora adicional de uso de la pantalla táctil se asocia con una reducción global del sueño de 15,6 minutos", aseguró Celeste H. M. Cheung, principal investigadora y especialista del cerebro y desarrollo cognitivo de la Universidad de Londres.

Pero este exceso de uso de dispositivos móviles no solo afecta al sueño sino también a su capacidad de atención y de autocontrol.

Por suerte, los especialistas aseguran que los problemas de descanso se pueden corregir más en el caso de los bebés de la familia.

Como primer paso, se necesita no exponerlos a pantallas luminosas que repercutan en su descanso, pero esta no es la única clave una vez que el problema está presente en el hogar.

Darles seguridad por las noches y limitar el uso de dispositivos electrónicos pueden ser la clave para mejorar el descanso. (Foto: Infobae).
Darles seguridad por las noches y limitar el uso de dispositivos electrónicos pueden ser la clave para mejorar el descanso. (Foto: Infobae).

Cuando un niño llora por las noches, la clave está en darle independencia. ¿Cómo?. 

Una técnica efectiva para niños entre 6 meses y 3 años es acostarlo despierto en la cuna o cama, tras una rutina debe decir "buenas noches" y salir de la habitación, transmitiendo al niño que no lo abandonamos. 

Si el niño llora por más de dos minutos, debe entrar de nuevo a su espacio y consolarlo con palabras o acariciándolo. La idea es transmitirle que no está solo, pero no debe entrar para acallarlo, sino para hacerlo sentir seguro.

*Tomado de Infobae  

15 de agosto de 2017, 16:08

cerrar