El artista del 3D, Eduardo Relero, comparte sus anécdotas con Soy502

La obra del artista argentino, Eduardo Relero, es expuesta en el centro comercial Pradera Concepción, durante todo el mes de marzo. 

El especialista en 3D realizó una pieza que evoca la cultura maya, y puede ser apreciada en horarios hábiles. Por una compra mayor a Q300, los asistentes pueden tomarse además una fotografía dentro de la obra y participarán en un sorteo para la entrega del boceto autografiado del creador. 

Soy502 conversó con Relero para que nos contara algunos aspectos de su vida. 

¿Cómo llevar eso de viajar tanto?

Pintar me da energía, además me alimento muchísimo, porque gasto fuerzas en la elaboración de las piezas. 

¿Desde cuándo pintas en las calles?

Empecé a pintar cuando llegué a la ciudad italiana de Roma, en el año 90, estuve haciendo “Madonnari”, la definición de un estilo de artista callejero que pinta motivos religiosos en el suelo. 

Recorrí todo el país en distintos festivales y conocí a otros pintores, fue un período muy bonito, aprendí mucho, luego monté un estudio con otros amigos y 10 años después, me dediqué esto esto, mudándome a España, donde vivo actualmente.

Eduardo Relero y su obra itinerante. (Foto: Luis Barrios/Soy502)
Eduardo Relero y su obra itinerante. (Foto: Luis Barrios/Soy502)

¿Cómo se contacta con sus seguidores?

Construí una blog en Internet y fue un “no parar”.  Desde entonces abro el correo en la mañana y recibo invitaciones de todo el mundo para mostrar mi trabajo. 

¿Qué lo motivó a migrar de Argentina a Europa? 

Fui a estudiar pintura, a ver las obras que siempre había amado, es un destino obligado para toda persona que se quiere dedicar al arte, es el epicentro de la estética, estaba fascinado, el arte está vivo y lleno de historia. 

¿Cómo es la vida de una persona que viaja constantemente por el mundo?

Te vuelves raro, tienes poco en común con la gente que nunca sale de su sitio, en realidad ser “cosmopolita” tiene un poco de fracaso humano, pierdes la escencia de tu lugar de nacimiento, del lenguaje, esos pequeños términos con los que te expresas y luego empiezas a usar un español un poco neutral, pero te enriqueces culturalmente, abres tu mente. 

¿Ha habido algún país donde tu obra ha sido rechazada? 

He tenido más alegrías que decepciones. Una vez me invitaron a hacer una exposición sobre el patriotismo estadounidense; me gusta la sátira política, así que me basé en eso y me sorprendí porque todos lo tomaron muy bien, incluso soldados que combatieron en Irak compraron obras. Tenía prejuicios acerca del tema, las personas que han vivido una guerra son más concientes de su entorno y lo toman de otra manera.

¿Cuál ha sido la mejor interpretación que han realizado de tu obra?

Una vez estaba pintando un Cristo en una especie de manifestación religiosa en Islas Canarias y había una señora mirando el trabajo que aún no estaba completo, y me dice: felicitaciones, hermoso ¡ me encanta! 

Le digo: ¿le gusta señora? ¿qué ve? 

Me dice: el oso entre los árboles.  

10 de marzo de 2014, 13:03

cerrar