Real Madrid relajado y empata a 0 con el Olímpic

El defensa brasileño del Real Madrid, Marcelo (izquierda), controla el balón ante el jugador del Olimpic, durante el encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que han disputado esta noche en el estadio La Murta de la localidad valenciana. (EFE)

El defensa brasileño del Real Madrid, Marcelo (izquierda), controla el balón ante el jugador del Olimpic, durante el encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que han disputado esta noche en el estadio La Murta de la localidad valenciana. (EFE)

Este sábado fue un un día en el que llegaron las primeras sorpresas en el torneo de la Copa del Rey  con el empate sin goles del Real Madrid ante el Olímpic de Xátiva.

Sin jugadores que marcan el estilo de juego del Real Madrid de Carlo Ancelotti como Xabi Alonso y aportan una pegada demoledora que añoró, Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, la segunda fila no respondió como se esperaba ante un equipo de Segunda B y dejó un empate sin goles con mala imagen de la que tan solo escapó Isco Alarcón.

El Olímpic de Xátiva vivió un día inolvidable, el mejor de la carrera de sus futbolistas, que dieron más de lo que tienen para igualar con el físico la abismal distancia en cuanto a calidad. Siete partidos sin encajar gol y sin perder en el grupo III de Segunda B era la carta de presentación del modesto. Y demostró las razones.

El defensa brasileño del Real Madrid, Marcelo (derecha), intenta superar al jugador del Olimpic, Denis, durante el encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que han disputado esta noche en el estadio La Murta de la localidad valenciana. (EFE)
El defensa brasileño del Real Madrid, Marcelo (derecha), intenta superar al jugador del Olimpic, Denis, durante el encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que han disputado esta noche en el estadio La Murta de la localidad valenciana. (EFE)

Apenas un testarazo sin peligro de Casemiro fue el balance madridista en el primer acto. Acusando el cambio de superficie, sin acoplarse al césped artificial, sin ritmo en el juego y abriendo un frente nuevo con el argentino Ángel Di María. Estuvo apático y se marchó sustituido dejando una imagen extraña a su técnico Carlo Ancelotti.

Los intentos de Isco, que puso la brillantez, no encontraron el remate de Morata y Benzema, que tuvieron el tanto del triunfo pero lo desaprovecharon y no movieron un sonrojante empate a cero.

El ejemplo a seguir por un grande lo mostró el Atlético de Madrid. En veinte minutos ya había marcado tres tantos y había mostrado la actitud con la que se afronta un partido ante un rival inferior en calidad pero superior en motivación. Raúl García, un doblete de Arda Turan y un tanto de David Villa firmaron un 0-4 que deja todo visto para la sentencia.

Los jugadores del Olimpic, celebran el empate conseguido frente al Real Madrid, a la finalización del encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que han disputado esta noche en el estadio La Murta de la localidad valenciana. (EFE)
Los jugadores del Olimpic, celebran el empate conseguido frente al Real Madrid, a la finalización del encuentro correspondiente a la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que han disputado esta noche en el estadio La Murta de la localidad valenciana. (EFE)

Las primeras sorpresas coperas llegaron el sábado. Al desliz del Real Madrid se sumaron dos equipos más de la Liga BBVA. El Levante fue el primero en caer derrotado ante un rival de entidad menor. Su racha de cinco partidos sin ganar en Liga se agravó en Copa cuando en el último minuto encajó un tanto en su visita al Recreativo de Huelva. Un testarazo de Ruymán dio el triunfo al equipo 'pequeño' en la ida de los dieciseisavos de final.

Antes fue el Getafe el que empató a un tanto en su visita a un Girona que enterró su mala imagen liguera para mostrar descaro en un duelo abierto en el que comenzó marcando con una falta de Timor, que vio como era igualada por el rumano Ciprián Marica aprovechando un rechace (1-1). La eliminatoria se decidirá en el Coliseum Alfonso Pérez.

Por último, en un duelo de Primera en Balaídos fue el Celta el que tomó ventaja sobre el Athletic Club de Bilbao, en un partido que pudo caer de los dos lados, con claras ocasiones para ambos equipos, que decidió un grave error defensivo en un mal despeje de Gurpegui hacia su portería con mala salida de Herrerín. El regalo no lo desaprovechó Santi Mina para firmar el gol del triunfo (1-0) el día que cumplía 18 años.

07 de diciembre de 2013, 19:12

cerrar