El Madrid quiere romper la maldición, todo o nada ante el Bayern

Más que un juego, será una batalla en la que solo uno de los dos quedará con vida y obtendrá el pase a la final en Lisboa. (Foto: AFP)

Más que un juego, será una batalla en la que solo uno de los dos quedará con vida y obtendrá el pase a la final en Lisboa. (Foto: AFP)

El Real Madrid busca la final de la Liga de Campeones doce años después, en un duelo convertido en clásico del fútbol europeo ante un Bayern al que derrotó 1-0 en el Santiago Bernabéu, preparado para la lucha en la "batalla de Munich" y sabiendo que encara una larga maldición en su camino a la "Décima".

"En Múnich arderán hasta los árboles". Las palabras de Karl Heinz Rummenigge, presidente del Consejo Directivo del Bayern Múnich, en la cena con plantilla y cuerpo técnico posterior a la derrota del Bernabéu, advierte de la encerrona que le espera al Real Madrid el el Allianz. La casa del vigente campeón. Nuevamente favorito.

Después de tres años consecutivos quedándose con el amargo sabor de la derrota a puertas de la gran final, al cuarto intento será el primero que afrontará el Real Madrid con ventaja en el marcador en la vuelta de semifinales. El gol de Karim Benzema en la ida le permite plantear un partido que le ha ido bien a Carlo Ancelotti con un sistema modificado en función de sus jugadores.

Lo más importante son las ganas que tenemos de llegar a la final
Carlo Ancelotti
, DT Real Madrid
Pasó del 4-3-3 al 4-4-2 por la ausencia de Cristiano Ronaldo. El regreso del portugués no provocará una vuelta a la esencia y será la primera vez que cohabite con Gareth Bale bajo el nuevo dibujo. Exige un perfil más defensivo del galés, que regresa listo para la batalla y en el costado izquierdo tendrá que rescatar la cara defensiva con la que dio el salto a la fama en el Tottenham. El Real Madrid defenderá con dos líneas juntas de cuatro y atacará con velocidad, con dos extremos y dos puntas, con el contraataque como principal arma.

La recuperación del prestigio perdido en Europa de un Real Madrid que en seis años fue incapaz de superar la barrera de octavos llegó con José Mourinho. Ahora, Ancelotti, que nunca ha perdido en Múnich y siempre eliminó al Bayern en tres eliminatorias europeas, quiere guiar al conjunto madridista a dar el gran salto.

El libreto que ha definido Pep Guardiola para el partido es procurar dominar el compromiso a través de la posesión de pelota pero con mayor agresividad y mayor profundidad que la que mostró el equipo en la ida en Madrid.

Aún queremos más, y podemos hacer historia con este equipo si nos metemos en la final
Arjen Robben
, jugador del Bayern Munich
Una de las mayores preocupaciones de Guardiola parece ser la búsqueda de una fórmula para contrarrestar la fuerza del Real Madrid en el contragolpe para lo que, según dijo, tiene que reflexionar una noche más y luego hablar con el equipo sobre las cuestiones tácticas y también sobre la alineación.

Las dudas son las habituales. La primera es si Philipp Lahm juega como lateral derecho o como mediocentro. Guardiola no quiso hoy dar pistas al respecto. "Philipp puede jugar en diez posiciones y siempre lo hace bien. De lo único que no puede jugar es de portero", dijo Guardiola.

Un total de 21 enfrentamientos en la competición más prestigiosa del mundo a nivel de clubes, dan forma a un enfrentamiento convertido en clásico: Bayern contra Real Madrid. Catorce Copas de Europa sobre el césped y una larga maldición madridista, que en seis duelos ante el conjunto germano sólo superó uno y perdiendo en el Allianz. El desafío para la historia está servido.

Alineaciones probables:

Bayern Munich: Neuer; Lahm, Boateng, Dante, Alaba; Schweinsteiger, Kroos; Robben, Müller, Ribery; y Mandzukic.
Real Madrid: Casillas; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Xabi Alonso, Modric, Di María, Bale; Cristiano Ronaldo y Benzema.

28 de abril de 2014, 15:04

cerrar