Yo te condecoro, tú me condecoras, nosotros nos condecoramos

El Presidente Otto Pérez autorizó las condecoraciones de sus ministros de confianza Mauricio López y Alejandro Sinibaldi. 

El Presidente Otto Pérez autorizó las condecoraciones de sus ministros de confianza Mauricio López y Alejandro Sinibaldi. 

El presidente Otto Pérez Molina, en su calidad de Comandante General del Ejército, condecoró a sus ministros de confianza Alejandro Sinibaldi y Mauricio López, quienes se ha dicho, de manera no oficial, que podrían integrar el binomio de candidatos a la presidencia y vicepresidencia del partido oficial en el próximo proceso electoral.

Así que las condecoraciones quedan en familia, entre el mismo partido y se premia a los funcionarios por llevar a cabo el trabajo para el cual fueron nombrados y por el cual devengan un salario.

Las condecoraciones entregadas son: Orden De la Cruz de las Fuerzas de Tierra y la condecoración Monja Blanca de Primera Clase.

Ese tipo de insignias, menciona el reglamento, se entregan con “la finalidad de reconocer el agradecimiento de la nación, por aquellos actos y servicios de heroísmo, abnegación y espíritu de sacrificio”.

También pueden entregarse por actividades de “carácter moral, literario, artístico, deportivo y humanitario”.

Los premios fueron concedidos aprovechando el aniversario de las Fuerzas de Tierra, en un acto celebrado en la Brigada Militar Mariscal Zavala.

El titular de la cartera de Comunicaciones que acompaña al mandatario en casi todos sus eventos públicos, recibió la orden de la Cruz de las Fuerzas de Tierra.

La misma distinción fue recibida por el ministro de Gobernación Mauricio López y el viceministro de Seguridad Edi Juárez, ambos militares retirados.

Manuel Alvarado Franco, jefe de la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici), también recibió la Cruz de las Fuerzas de Tierra.

La condecoración Monja Blanca de Primera Clase fue entregada a la viceministra antinarcótica Eunice Mendizábal y Jairo Estrada, jefe de División de Inteligencia.

Las medallas fueron colocadas ante la mirada del cuerpo diplomático acreditado en el país, algunos diputados y personal militar.

Condecoraciones polémicas

En el pasado la entrega de condecoraciones entre funcionarios ha sido criticada.

Una de las más polémicas ocurrió en la administración del ex presidente Alfonso Portillo, quien condecoró con la Orden del Quetzal al entonces vicepresidente Juan Francisco Reyes López, con el argumento del trabajo realizado para la visita de Juan Pablo II. 

Más recientemente fue criticado el actuar del ex presidente Álvaro Colom, que otorgó a Fidel Castro la orden del Quetzal en Grado de Gran Collar. 

03 de febrero de 2014, 16:02

cerrar