El Real Madrid clasifica a cuartos de final de la Copa del Rey

Los jugadores del Real Madrid felicitan a Cristiano Ronaldo, quien consiguió el 1-0 en el minuto 21. (Foto: Ander Gillenea/AFP)

Los jugadores del Real Madrid felicitan a Cristiano Ronaldo, quien consiguió el 1-0 en el minuto 21. (Foto: Ander Gillenea/AFP)

El Real Madrid derrotó hoy 2-0 al Osasuna en Pamplona con goles de Cristiano Ronaldo y Ángel Di María, con lo que consiguió su pase a la ronda de cuartos de final de la Copa del Rey en España.

El equipo dirigido por el italiano Carlo Ancelotti, que llegaba con un marcador favorable de 2-0 de la ida, se enfrentará al Espanyol en la próxima ronda.

Un gol del Balón de Oro Cristiano Ronaldo en el minuto 21, de falta directa desde fuera del área, decidió el partido. Y otro de Di María sentenció la eliminatoria en el minuto 55 ante un Osasuna que ofreció una buena imagen y dio la cara en todo momento ante su afición.

El equipo madrileño terminó el partido con nueve jugadores por expulsión de Coentrao en el minuto 85, por doble amarilla, y por la retirada de Álvaro Morata, mareado, en el minuto 86 al haber hecho los tres cambios.

La incertidumbre se mantuvo hasta el minuto 21 cuando Ronaldo sacó una falta directa muy potente desde fuera del área, Andrés Fernández despejó mal el balón, le rebotó en el pie y la pelota se coló en la portería de Osasuna.

Con la eliminatoria muy de cara, el Real Madrid aguantó bien las escasas embestidas de los rojillos y buscó aumentar su ventaja con calma. Ronaldo puso a prueba a Andrés a la media hora con un tiro raso que el meta osasunista rechazó con un pie.

Sabíamos que era importante empezar bien el partido, marcamos pronto y se les ha puesto cuesta arriba la eliminatoria. Hemos hecho un buen trabajo y nos vamos contentos
Asier Illarramendi
, jugador del Real Madrid
El Real Madrid jugaba muy cómodo ante un Osasuna que apenas le apretaba en el centro del campo. No obstante, Cejudo tuvo el empate en sus botas con un disparo raso a la base del poste en el minuto 40. De las Cuevas también tiró de orgullo poco después y Casillas desvió el balón en una espléndida intervención.

En la reanudación, el partido bajó de ritmo. Osasuna vio imposible hacerle cuatro goles al rival, pero trabajó bien moviendo la pelota con sentido. El Madrid jugó casi a medio gas, consciente de su ventaja. Una falta no señalada por Mateu Lahoz de Alonso a De las Cuevas se convirtió en un contraataque de Jesé por la derecha con pase final a Di María, que hizo el 0-2 en el minuto 55.

El resto de minutos hasta el final del encuentro transcurrieron con más lentitud de la que hubieran deseado los dos equipos. El Real Madrid intentó mantener la posesión del balón con Morata aguantando un fuerte golpe recibido de Puñal en la cara que le produjo una inflamación junto al ojo izquierdo.

 

15 de enero de 2014, 17:01

cerrar