El Real Madrid puede acortar distancias si derrota al Espanyol

Zinedine Zidane junto a varios jugadores del Real Madrid en el último entreno previo a enfrentar al Espanyol. (Foto: Ballesteros/EFE)

Zinedine Zidane junto a varios jugadores del Real Madrid en el último entreno previo a enfrentar al Espanyol. (Foto: Ballesteros/EFE)

El Espanyol intentará este domingo 12 de enero, a las 12 del medio día en el estadio Cornellà-El Prat, romper una racha de cinco temporadas de no poder conseguir una victoria contra el Real Madrid en su estadio, frente a un equipo madridista que está obligado a ganar para recortar dos puntos al Barcelona y Atlético de Madrid, quienes empataron ayer.

El bloque madrileño es un reto para el vestuario de Javier Aguirre, que no podrá estar en el banquillo por sanción. De todos modos, el Madrid también motiva especialmente al grupo, que desea volver a lo grande a la buena dinámica de resultados tras sumar dos derrotas seguidas: Osasuna en Liga y Alcorcón en Copa del Rey.

Para intentar firmar un buen marcador ante el conjunto de Carlo Ancelotti, el entrenador blanquiazul no podrá contar con el capitán y máximo goleador del equipo Sergio García, por sanción, ni tampoco con el mediocentro David López, con molestias en la musculatura isquiotibial izquierda. Son dos piezas claves en su esquema.

Por decisión técnica se quedan fuera de la lista el zurdo Víctor Álvarez y el atacante francés Thievy Bifouma, apartado del equipo hasta nuevo aviso al no presentarse al entrenamiento de ayer, ni tampoco al de esta mañana. Siguen sin entrar el lateral derecho brasileño Felipe Mattioni y el centrocampista Sergio Tejera.

Para el Madrid llega la jornada esperada para recortar distancias con sus dos rivales directos por el título. Para ello no podrá fallar más a domicilio y está obligado a ganar al Espanyol.

Dos derrotas y un empate lejos del Santiago Bernabéu, son los factores que le tienen a cinco puntos de la pelea por el título. Concienciados de la prohibición de fallar, viajará en el día del partido el Real Madrid a Barcelona sin el jugador de moda, Jesé Rodríguez, a quien Carlo Ancelotti decide no forzar por la contractura en el gemelo que sufre.

Jesé se estaba ganando más minutos con un papel de revulsivo que muestra los argumentos que le convirtieron en la perla de la cantera. Sí viajan dos jugadores 'entre algodones'. Diego López no sabrá hasta última hora si está en condiciones de defender la portería por culpa de un virus que le ha afectado al estómago. Si juega Iker Casillas será su estreno en Liga.

También decidirá a última hora Ancelotti la presencia de su 'cerebro' Xabi Alonso. Tras su esperada renovación, tan pedida por el madridismo, la perforación de tímpano que sufre le hace ser duda. Ante el Celta se sintió incómodo por el ruido del Bernabéu y tras descansar frente a Osasuna todo indica a que se probará de inicio en Cornellá-El Prat.

Otra novedad respecto al equipo que jugó en Copa del Rey sería el regreso del argentino Ángel Di María. Ancelotti le protegió en Copa de los aficionados molestos del Santiago Bernabéu por su gesto polémico al ser sustituido entre silbidos ante el Celta, y puede ser titular para reservar a Gareth Bale. El galés ha vuelto tras su lesión de gemelo y tres partidos en una semana puede ser una carga excesiva.

6
puntos
separan al Real Madrid (44) de los líderes Barcelona y Atlético de Madrid (50).
Alineaciones probables:

Espanyol: Kiko Casilla; Javi López, Colotto, Héctor Moreno, Fuentes; Víctor Sánchez, Raúl Rodríguez; Stuani, Pizzi, Simao y Jhon Córdoba.

Real Madrid: Diego López; Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Xabi Alonso, Modric; Di María, Isco, Cristiano Ronaldo; y Benzema.

12 de enero de 2014, 08:01

cerrar