El repartidor de pizza en los Óscar contó cómo fue su historia

Literalmente fueron los 15 minutos de fama para Edgar Martirosyan, el repartidor de pizza que llegó al Dolby Theatre el pasado domingo a entregar un pedido común y corriente y terminó en plena transmisión en vivo ante millones de televidentes en el mundo, entregando su producto a celebridades como Brad Pitt y Jennifer Lawrence. 

Martirosyan, quien es dueño junto con su hermano de la pizzería "Big Mama’s & Papa’s", fue recibido por Ellen DeGeneres este lunes en su programa para relatar su experiencia.

Según cuenta Martirosyan en el video oficial de The Ellen Show, él fue a llevar un pedido de 20 pizzas para unos escritores de la transmisión televisiva en el lugar donde se realizaban los premios Óscar. Al llegar apareció Ellen DeGeneres quien le dijo "sígueme".

De repente, el hombre estaba en el escenario, totalmente sorprendido, y segundos más tarde frente a frente a las celebridades más grandes del mundo del espectáculo, incluida Julia Roberts, uno de sus "amores platónicos".

Ver comer un pedazo de pizza a Meryl Streep y a Harrison Ford, entre otros, y a Brad Pitt repartiendo platos en un traje de miles de dólares, no es una escena común.

No obstante, después de este momento, nadie le pagó las pizzas a Martirosyan. Ese domingo salió del teatro con las manos vacías.  En su programa, la famosa comediante sacó el sombrero de Pharrel Williams, el mismo con el que hizo la colecta para pagar la pizza entre los asistentes, y le dio 600 dólares. Luego ella de su bolsillo le dio 400 más.

Tomado de El Tiempo.com

04 de marzo de 2014, 17:03

cerrar