Emotiva despedida de Bastian Schweinsteiger de la selección alemana

Cuando terminó la Euro 2016, Bastian Schweinsteiger anunció que se retiraba oficialmente de la selección alemana. No era la mejor de las despedidas: habían perdido la semifinal contra Francia, el equipo anfitrión del torneo. 

Con la decepción en el corazón, el veterano mediocampista habló con la prensa para explicar que había disputado sus últimos minutos con el clásico uniforme blanco de su selección nacional. Sin embargo, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) tenía otra idea.

  • LEE TAMBIÉN:

Unas semanas después, la DFB anunció que Schweinsteiger había accedido a jugar un último partido que serviría como despedida. El choque ya estaba programado, era un amistoso contra Finlandia en el estadio del Borussia Mönchengladbach

Así fue la ovación: 

El 31 de agosto de 2016, ese día finalmente llegó. 121 partidos después, el alemán diría adiós a un equipo por el que lo dio todo, y con el que conquistó el Mundial de Brasil 2014. Todo eso le llegó a la mente durante el homenaje inicial, y Bastian no pudo controlar el llanto. 

Entre aplausos y lágrimas, el centrocampista se despidió de forma muy emotiva. Además, dio una muestra de su grandeza al aceptar, de buena gana, una selfie con un aficionado que invadió el campo en el minuto 60. 

Sin embargo, su carrera como internacional terminaría oficialmente ocho minutos después, cuando Joachim Löw cambió a Julian Weigl por Schweinsteiger, que salió en medio de una gran ovación. 


31 de agosto de 2016, 16:08

cerrar