Los gigantes también lloran, mira este emotivo reencuentro

Jeffrey Mayi es un joven estadounidense que mide cerca de dos metros y creció entre Libreville, Gabón y París, Francia. No tenía un hogar definido hasta que hace 10 años tomó la decisión de regresar a su país pero su madre se encontraba en el centro de África.

  • Mira el video más abajo

En estos años solo se comunicaron por videochats, mensajes de texto y llamadas telefónicas. Todo el tiempo se mantuvieron en contacto pero extrañaban los abrazos y las miradas.

  • NO TE PIERDAS...

Madelin, su madre, no tenía suficiente dinero para comprarse un boleto de avión y Jeffrey por las necesidades de su familia tampoco había logrado adquirir alguno. Hasta que hace una semana su hermano, Axel Mayi, le dio la noticia a su mamá que viajarían a la casa de Jeffrey.

  • PUEDE INTERESARTE...

Axel tampoco veía a su madre desde hace cuatro años y fue él quien se encargó de los trámites para que pudieran juntarse. La esposa de Jeffrey captó en un video ese emocionante reencuentro.

*Con información de Infobae

05 de agosto de 2016, 11:08

cerrar