Se enfrentaron el portero más joven y el más viejo de la Euro 2016

Los resultados de la fase de grupos definieron que Bélgica y Hungría tendrían que enfrentarse en octavos de final, lo cual esconde una curiosidad: jugaron entre ellos el portero más joven y el más viejo de la Euro 2016. 

El primero es Thibaut Courtois, de 24 años, que nació el 11 de mayo de 1992. A pesar de su corta edad, es un portero muy experimentado que tuvo años geniales en el Atlético de Madrid, en donde jugó como cedido. Ahora es el titular del Chelsea, aunque su temporada, y en general la del equipo, no fue la mejor. 

Del otro lado estaba Gabor Kiraly, uno de los personajes de esta Euro. El húngaro es el jugador más viejo del torneo y juega su primer torneo importante a nivel de selecciones. Nació el 8 de abril de 1976, y actualmente tiene 40 años. 

Kiraly, además de su edad, llama la atención porque juega todos los partidos con unos pantalones de tela grises bastante interesantes (desde 1996). Está claro que el ‘glamour’ le importa poco comparado con la comodidad. El húngaro hizo un gran partido, aunque no pudo evitar los goles de Toby Alderweireld, Michy Batshuayi y Eden Hazard. Courtois, que también estuvo sólido, tuvo menos trabajo que su rival. 

Para poner en contexto esta situación: cuando Kiraly comenzó a jugar como profesional en el Szombathelyi Haladás de Hungría, Thibaut Courtois tenía un año de edad. 23 años después se enfrentaron entre sí, en una coincidencia que es bastante improbable volver a ver.  

26 de junio de 2016, 17:06

cerrar