Entregan el cuerpo de estudiante que falleció ahogado en un colegio

La familia de Edward Alexander Aldana recibió con mucho pesar y dolor los restos del adolescente, quien falleció ahogado en la piscina del colegio Liceo Javier la tarde del martes. Sus padres y abuelos aún no daban crédito a lo ocurrido. 

Tras varias horas de espera, don Carlos salió de las instalaciones del Instituto Nacional de Ciencias Forenses, Inacif para encontrarse en los brazos de su esposa, Gabriela quebrados por el dolor de la pérdida de su primogénito.

Mi bebé, mi bebé”, repetía la desconsolada madre, mientras era asistida por sus padres, que trataban de darle fortaleza con sus abrazos. Su hija pequeña preguntaba: “¿Dónde está mi hermanito?”.

Cerca del mediodía, el cuerpo de Edward Alexander Aldana Fuentes fue trasladado hacia Capillas Funerarias La Colina en Villa Nueva, donde se realizará el velatorio del joven estudiante. 

Un hijo ejemplar

“Era un niño muy bueno, muy especial, responsable. Era ejemplar sus calificaciones eran perfectas. Su amor era el estudio y responderles a sus papás. Era muy amoroso y esperamos que esto no quede impune”, dijo con la voz entrecortada su abuelo Óscar Rodríguez

“Su materia favorita eran las matemáticas”, agrega su tío Alexander. “Uno de sus sueños era llegar a ser ingeniero en sistemas. Su pasión por los números era muy grande”. 

Edward Alexander había cumplido en enero 13 años y estaba emocionado por haber ingresado a ese plantel educativo. Sus estudios primarios los cursó en la escuela oficial de Villa Nueva y durante varios años fue abanderado. 

El sepelio será este jueves en Villa Nueva, mientras las autoridades de la institución educativa ha emitido un comunicado de prensa en el que informa de cómo ocurrieron los hechos según su versión. Además indicaron que están dispuestos en colaborar en las investigaciones que deseen realizar las autoridades. 

 

30 de marzo de 2016, 15:03

cerrar