El entrenador de Bélgica le permite a un jugador satisfacer este vicio

A través de la historia nos hemos topado con todo tipo de entrenadores, y cada uno ha prohibido ciertas cosas a sus jugadores. Hay reglas que parecen normales, como la de Pep Guardiola de no regresar a la casa más allá de las 11 PM. La cerveza, las hamburguesas y las discotecas son prohibiciones bastante comunes dentro de los futbolistas. 

Por otra parte, tenemos a técnicos que han tenido algún capricho para sus hombres, unos ya totalmente ridículos. Al legendario Alex Ferguson, por ejemplo, no le gustaba que los jóvenes del Manchester United entrenaran con botas de colores. 

David Moyes, también en el ManU, prohibó las papas fritas, mientras el eterno Arsene Wenger del Arsenal no es fanático de las barras de chocolate. A Fabio Capello no le gustaban los iPods, pero Raymond Domenech, exentrenador de Francia, es probablemente el más ridículo de todos: creía que el horóscopo influía directamente en el rendimiento de los jugadores. 

Por eso es que llama mucho la atención el entrenador de Bélgica en esta Euro, que no tiene demasiados problemas con lo que hagan sus jugadores. Marc Wilmots confesó recientemente que Radja Nainggolan, el mediocentro titular de su selección, fuma en el hotel.

‘Radja fuma. Es un hábito que tienen muchos en Francia e Italia. Si lo necesita, no voy a detenerlo, soy flexible al respecto. Es su propio cuerpo, y siempre y cuando juegue bien, no es un problema para mi’, explica el DT. 

Además, aclara que cuando hay concentración de la selección, le piden una habitación con balcón. ‘Si le hubiera prohibido fumar cinco o seis cigarrillos al día, tal vez hubiera destrozado la habitación’, confiesa Wilmots. Por último, quiso aclarar que el jugador de la Roma es el único que fuma. 

 

25 de junio de 2016, 13:06

cerrar