Un entrenador secuestró, abusó y mató al hijo de un exfutbolista

La familia Romero está de luto por la trágica muerte de su hijo a los 10 años de edad. (Foto: Infobae)

La familia Romero está de luto por la trágica muerte de su hijo a los 10 años de edad. (Foto: Infobae)

Felipe Romero Pérez, hijo del exfutbolista del club Peñarol uruguayo, Luis Romero, falleció luego de ser secuestrado y abusado por su entrenador de fútbol. Ambos cuerpos fueron localizados sin vida en Uruguay. Los dos tenían impacto de bala en la cabeza. Por lo que las autoridades suponen que el técnico mató al niño y luego se suicidó.

Fernando Sierra López, que era entrenador de Felipe en la categoría "baby" del Defensor Sporting, aún vivía con su madre y mantenía una relación estrecha con la familia Romero. Incluso tuvo permiso de llevar al niño de vacaciones a Brasil.

El entrenador retiró al pequeño de 10 años del colegio y lo llevó en un carro que había rentado. Al enterarse de esto, la madre del niño puso una denuncia ante las autoridades

Y es que una psicóloga ya le había advertido que algo no estaba bien en la relación que mantenía su hijo con el señor de 32 años. Ambos cuerpos fueron encontrados por las autoridades junto a varias pastillas con las que se presume que Sierra quería sedar al niño.

Al mismo tiempo que confirmaron que el cuerpo del menor mostraba señales de haber sufrido abuso sexual.

Además, encontraron el carro que el entrenador había rentado para trasladar a Felipe y en él se encontraban las pertenencias de ambos.

*Con datos de: Infobae.

23 de abril de 2017, 18:04

cerrar