El día que Erick Barrondo hizo realidad la Navidad

Se llama Comunidad Navidad, está ubicada a tres horas de la aldea ChiyucSan Cristobal Verapáz, y es habitada por 70 familias de la etnia Pocomchí y decenas de niños que, a pesar del nombre de la comunidad, no sabían lo que era celebrar la Navidad.

 

El medallista olímpico guatemalteco, Erick Bernabé Barrondo, originario de Chiyuc, quiso llevar alegría y esperanza a su gente, a esas comunidades en donde los niños, enfrentan carencias y adversidades como le ocurrió a él.

Barrondo se cambió los tenis y se calzó unas botas de hule para visitar junto a la marchista Mirna Ortiz y otros miembros de su familia, la Comunidad Navidad y hacer realidad la Navidad.

Erick Barrondo carga las bolsas con víveres que compartió con los pobladores de la Comunidad Navidad en Alta Verapáz. (Byron de la Cruz/Nuestro Diario)
Erick Barrondo carga las bolsas con víveres que compartió con los pobladores de la Comunidad Navidad en Alta Verapáz. (Byron de la Cruz/Nuestro Diario)

Sin duda, los pobladores estaban sorprendidos y la alegría y asombro era evidente en los rostros de los niños que pudieron recibir un juguete, quizá el primero de su infancia.

Wilson Cal Lem disfruta de su carrito rojo, un regalo que recibió de manos del marchista nacional Erick Barrondo, en la Comunidad Navidad. (Byron de la Cruz/Nuestro Diario)
Wilson Cal Lem disfruta de su carrito rojo, un regalo que recibió de manos del marchista nacional Erick Barrondo, en la Comunidad Navidad. (Byron de la Cruz/Nuestro Diario)

“Este es mi primer juguete y estoy contento con él”, dijo el pequeño Wilson Cal Lem, quien a sus 5 años recibió de manos de Erick Bernabé más que un regalo, un poco de esperanza.

Los adultos agradecieron la ropa, pero sobre todo los víveres que servirán para que en la época de fin de año puedan compartirlos en familia.

Erick Barrondo posó con varios niños en la Comunidad Navidad, para llevarse la foto del recuerdo. (Byron de la Cruz/Nuestro Diario)
Erick Barrondo posó con varios niños en la Comunidad Navidad, para llevarse la foto del recuerdo. (Byron de la Cruz/Nuestro Diario)

Barrondo y Mirna Ortiz, prometieron volver y esperan que más deportistas y figuras públicas se sumen a su causa para llevar esperanza y alegría a las miles de aldeas en el país que enfrentan condiciones de pobreza.

Los deportista vuelven a la rutina en las próximas semanas y piensan ya en los nuevos retos que la marcha atlética le depara en el 2014, pero en diciembre compartieron con diversas causas sociales, como el Hogar San José, y en la comunidad cercana a los orígenes de Barrondo.

 Con información de Byron de la Cruz/Nuestro Diario

26 de diciembre de 2013, 18:12

cerrar