Él es el primer fisicoculturista profesional de Guatemala

El fisicoculturista Erick Sánchez, a sus 21 años, se convirtió en el primer guatemalteco en conseguir el carné Pro que otorga la International Federation of Bodybuilding and Fitness (IFBB), lo que le permite competir en los eventos de élite a nivel mundial.

"Me preparé para esto junto a mi entrenador, trabajamos muy fuerte pensando en conseguir el carné. Es una alegría inmensa, pero también un compromiso muy grande", dijo el deportista al concluir su entrenamiento del día en Fitness One.

En cuatro años, Erick materializó lo que a otros atletas les tomó más tiempo, pero tiene claro que este no es el final del camino, sino el inicio de otro más exigente y desconocido, en el que espera seguir cumpliendo sus sueños y abrir el camino para que otros culturistas lleguen más lejos.

Tras diez meses de preparación total, en la que incluso declinó participar en los Juegos Centroamericanos Managua 2017, a los que asistió como entrenador. 

En un seminario, mi entrenador dijo que buscaríamos la tarjeta pro y muchos dijeron que era imposible y hasta se rieron, pero una semana antes del evento mi entrenador me dijo: ‘Vamos por esa tarjeta’. Tenía razón, el trabajo nos respaldaba
Erick Sánchez
, fisicoculturista guatemalteca

Tras conseguir el gran objetivo y entrar en la historia del culturismo en Guatemala, el joven atleta espera cerrar su ciclo en 2018 participando aún en eventos amateur y ya en 2019 competir en el profesionalismo.

"Lloré, era un momento por el que siempre luché y soñé. Doy gracias a Dios, a mi familia, a mi entrenador y a muchas personas más, quienes me han apoyado y quienes han estado allí para alentarme. Mucha veces quise dejarlo todo, pero siempre hubo alguien y algo que me mantuvo en pie", reconoció. Empató el primer lugar con un italiano en ranking amateur del IFBB, su ilusión es competir en más eventos para alcanzar y ratificar ese primer lugar en el mundo.

Erick ganó su categoría hasta 1.71 metros en físico clásico y la absoluta en el Mr. America 2018 en Colombia, donde consiguió a la tarjeta profesional que otorga la IFBB. Por si quedaba alguna duda, el guatemalteco ratificó su gran nivel al ganar la Copa Mundial Diamond Cup, realizada en República Dominicana.

Su historia de vida

Sánchez compagina su preparación deportiva con su trabajo en una empresa familiar de construcción y sus estudios de Ingeniería Civil en la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Desde niño, Erick ha practicado deportes y su primera pasión fue el fútbol, el que jugó hasta los 15 años, cuando decidió empezar en el gimnasio para cultivar su cuerpo. A los 18, incentivado por un amigo, hizo su primera competencia de fisicoculturismo, luego llegó a la selección dirigida por Rony Zamora, con quien entrena desde hace dos años y medio.

Primero fue campeón nacional en su categoría y poco a poco fue creciendo en la disciplina. Lo principal, aparte del entrenamiento fuerte, ha sido una buena alimentación y descanso.

"Hubo gente que me dijo que estaba muy joven, que me dedicara a estudiar, que el deporte en Guatemala no sirve para vivir y hacer una carrera. Hasta hoy no he dejado de estudiar, voy bien en mi carrera y no sería feliz ni estaría tan bien en mi vida sin el deporte", aseguró Sánchez.

De sus rutinas, dijo que hace siete comidas al día, y únicamente varía dependiendo en qué etapa de la preparación se encuentre.

Lo apoyan su familia, novia, entrenador y compañeros. Es feliz haciendo deporte de alto rendimiento y pronto espera concluir sus estudios y subir a la tarima en los eventos más importantes del fisicoculturismo en el mundo.

Es joven, sus posibilidades de crecer y darle glorias deportivas a Guatemala y a su deporte son inmensas, tan grandes como las pueda imaginar Erick Sánchez.

  • TE PUEDE INTERESAR

12 de mayo de 2018, 05:05

cerrar