España: Donde la lucha del hombre y el animal empieza

La Rapa das Bestas es el nombre de una fiesta cultural y turística que consiste en cortar las crines de los caballos que se realiza en los curros (recintos cerrados donde se recogen los caballos) celebrados en varias localidades de Galicia (España).

Los caballos viven libres en las montañas en un estado semi-salvaje y tienen varios propietarios (privados, la parroquia o de la aldea), cada año se marca a los potros y los adultos afeitando y despiojandolos para después liberarlos de nuevo a las montañas.

La más conocida es la Rapa das Bestas de Sabucedo, en el ayuntamiento de A Estrada, dura tres días: el primer sábado, domingo y lunes de julio. De hecho, el nombre dado a la celebración es Rapa das Bestas de Sabucedo. Es una noble lucha entre el hombre y el animal. Este año se han reunido 400 caballos.  El Aloitador (Persona encargada de cortar las crines del caballo) Michael Touriño dice con orgullo: "Nosotros no usamos palos o cuerdas, se trata de un cuerpo a cuerpo con el animal."

El primer paso es eliminar los potros de su seguridad. Una misión confiada a los más pequeños. El trabajo de los Aloitadores no es  solo una cuestión de habilidad y fuerza, sino también la experiencia. Y es que a lomos del caballo salvaje, el tiempo se detiene. Al caballo lo reducen entre tres.

Si se deja, se le rapa de pie, y si no, como nos cuenta Emilio, aloitador,  "tenemos que jugar a desequilibrale y tumbarle en el suelo para cortarle las crines". La aloitadora, Lucía González, cree que  "el momento de tumbarle es el más peligroso".

La fiesta termina con la vuelta del animal al monte. Será un hasta luego.

Unos y otros saben que medirán de nuevo sus fuerzas dentro de un año, como ocurre desde el siglo XVIII.

La Rapa das Bestas, declarada de Interés Turístico Internacional desde 2007, cada año recibe a miles de visitantes de todo el mundo que viajan a disfrutar de un espectáculo de gran intensidad.

 

 

21 de julio de 2015, 14:07

cerrar