Esquipulas Palo Gordo busca atraer turismo con sus reservas naturales

Su nombre puede ser poco conocido por muchas personas, pero el municipio de Esquipulas Palo Gordo es una de las comunidades más importantes con las que cuenta el departamento de San Marcos, no solo por su actividad agrícola, sino por sus tesoros naturales. 

Ubicado a unos 256 kilómetros de la ciudad de Guatemala y a seis de la cabecera departamental de San Marcos, Esquipulas Palo Gordo busca atraer a visitantes locales y nacionales aprovechando sus cerros y montañas que ofrecen una experiencia única a los turistas. 

Piedra Fina

El mirador del cerro Piedra Fina cuenta con una vista impresionante del valle de San Marcos y de la costa sur del mismo departamento. Desde ese lugar también se pueden apreciar los volcanes Tajumulco y Tacaná, además de Tecún Umán, Ayutla y Tapachula, México

Además del paisaje, el sitio es utilizado para el cultivo de papa, maíz, haba y avena, según cuenta Israel López, guardarrecursos de Esquipulas Palo Gordo

“Lo que más se siembra es la papa. A partir de este año empezamos a cultivar una especie que se llama Alaska que es más resistente al agua y al frío. Ya lo probamos el año pasado y por eso decidimos cultivar en grandes cantidades a partir del 2017. Pero la clase de papa que se cosecha desde hace mucho es la Rosita, que sirve para sopas y caldos”, relata López.  

En algunos parajes entre las siembras, los agricultores han construido pequeñas cabañas y en el tiempo de cosecha, llegan con su familia. 

“Mientras las mujeres cocinan, los hombres recogen los cultivos. Luego de la jornada todos se reúnen para disfrutar de la comida y apreciar el paisaje que ofrece este lugar”, explica el guardarrecursos

Aunque la mejor época del año para subir al mirador es entre octubre y marzo, en el resto del año las personas deben subir entre 6:00 y 9:00 de la mañana. Transcurrido ese tiempo, la neblina se apodera de la montaña y oculta el paisaje. 

Para llegar al cerro Piedra Fina, los visitantes deben llegar a la cabecera municipal de Esquipulas Palo Gordo, luego preguntar por la ruta que va hacia las aldeas Ojo de Agua y Villa Hermosa y subir por el camino que lleva hacia ese destino. La mayor parte de la ruta por las aldeas está empedrada, pero el último tramo al mirador es de terracería hasta llegar a la estación. 

Para visitar ese mirador, los visitantes deben avocarse a la municipalidad para que un guía los acompañe. Aunque no tiene un costo para ingresar al lugar, sí es necesario que las personas sigan instrucciones como no tirar basura en el lugar.

Desde el mirador de Piedra Fina se puede observar el valle de San Marcos y la costa sur de ese departamento. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Desde el mirador de Piedra Fina se puede observar el valle de San Marcos y la costa sur de ese departamento. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Sendero del Búho

Pero si te gusta caminar entre las nubes y respirar aire puro, el parque municipal Sendero del Búho es el lugar indicado, el cual se encuentra a unos 15 minutos de la municipalidad. El camino es accidentado, pero no complicado. 

“El parque fue declarado como área protegida en 2010 y cuenta con mil 800 hectáreas. Debido a la topografía de este bosque, se puede generar una gran captación de agua para los poblados cercanos a éste”, explica Samuel Estacuy, director regional del altiplano occidental del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap).

Actualmente, el sendero es complicado debido a la presencia de rocas, por lo que el Conap espera apoyar a la municipalidad de Esquipulas Palo Gordo para trazar una ruta más accesible para llegar a la catarata que está a unos 30 minutos a pie. 

El camino tiene varios tramos rocosos y resbaladizos debido a que en el lugar hay mucha humedad. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
El camino tiene varios tramos rocosos y resbaladizos debido a que en el lugar hay mucha humedad. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Además de disfrutar de la flora, los más afortunados podrían observar especies que habitan ese bosque como el quetzal, el pavo de cacho y el chipe cabeza rosada

Para disfrutar de mejor manera la aventura, lo ideal es hacerlo en grupos que no excedan las 10 personas para escuchar como trinan las aves, el paso del agua por el riachuelo o la caída del agua desde la catarata.  

Asimismo, debes llevar zapatos adecuados para caminar en terrenos húmedos y resbaladizos, pantalón cómodo, un impermeable y suficiente agua para hidratarte, ya que la primera parte del camino es un descenso, luego una subida con muchos tramos con fango y posteriormente otro descenso complicado. 

Debes dirigirte a la municipalidad para que los guardarrecursos te acompañen durante la visita al Sendero del Búho.

Apoyo 

Para apoyar con la protección de los recursos naturales y contar con los lineamientos necesarios, la municipalidad de Esquipulas Palo Gordo donó un edificio para que el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) instale sus oficinas en ese departamento.  

Esto permitirá tener un contacto más directo con las zonas protegidas del área, principalmente con la conservación de los bosques y las especies que aún habitan en estos sectores.  

 

04 de agosto de 2017, 06:08

cerrar