Exasistente de Sinibaldi: "Mi trabajo era seguir sus instrucciones"

Aneliese Herrera declaró ante la jueza Erika Aifán. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Aneliese Herrera declaró ante la jueza Erika Aifán. (Foto: Alejandro Balán/Soy502)

Aneliese Herrera, la exasistente de Alejandro Sinibaldi, decidió rendir declaración ante la jueza Erika Aifán, este miércoles 9 de agosto.

Su versión de los hechos fue al último minuto y provocada por las declaraciones que dio el empresario Pedro Luis Rocco ya que la señaló directamente como la persona que le solicitó el pago de un soborno.

Al respecto desmintió a Rocco diciendo que el empresario llegaba al ministerio de Comunicaciones para reunirse con Sinibaldi “de eso hay control de registros en el Ministerio” expresó y negó haber sido ella la que pidiera la comisión ilegal.  

Su trabajo con Sinibaldi 

Herrera describió que empezó a trabajar con Sinibaldi en 2005, cuando ella tenía 22 años. Era su segundo trabajo, devengaba un salario mensual de tres mil 500 quetzales.

La oficina del exministro estaba en ese entonces en el quinto nivel de una de las torres de Europlaza, donde también trabajaba Christian Ross.

El dinero era para cubrir gastos personales y estudios
Aneliese Herrera
, sindicada

La empresa era Imágenes Publicitarias, que vendía espacios publicitarios en la Zona Viva.

Desde el primer año, Sinibaldi, le confió ser mandataria de una empresa, estaba en el extranjero por lo que Herrera confesó: “no le vi nada de malo”.

Según la sindicada lo que hacía para la sociedad era “ser mandataria”.

Yo no tenía el control de lo que se facturaba, a mi me pasaba el señor Sinibaldi los cheques y me decía: me tiene que firmar eso
Aneliese Herrera
, sindicada

La exasistente, continúa diciendo que nunca se imaginó en lo que pudieran repercutir sus acciones debido a que consideró que Sinibaldi era una persona con dinero. 

2007

En ese año, Sinibaldi y el señor Ross le dijeron que debía ser representante de otra sociedad llamada Inversiones ASA, S.A.

“Usted como parte de sus funciones, será la representante legal de esta sociedad”, recuerda Herrera que le dijo Sinibaldi, instrucción que aceptó.

Para ese entonces, Sinibaldi le aumentó el salario a 4 mil 500 quetzales al mes. 

2008

En ese año Sinibaldi quedó electo como diputado al Congreso y ella continúa siendo asistente en lo privado y encargada de la administración de la sociedad Impresos Urbanos, la cual funcionaba en las oficinas de Arqco.

También se hizo cargo por orden de Sinibaldi, de la empresa Mobiliario Urbano, S.A.

En ese año su salario ya era de 6 mil quetzales.

La exasistente justificó su actuar diciendo “yo los firmaba y no le cuestionaba. Si yo le cuestionaba me podía despedir, porque mi trabajo era seguir sus instrucciones no cuestionar sus órdenes y yo necesitaba trabajar porque pagaba mis estudios”.

Según Herrera, el dinero de las sociedades servía para pagar el mantenimiento de las propiedades de Sinibaldi como la denominada Casa Bonita (CB), ubicada en Muxbal.

2009

En ese año, Herrera contó que Sinibaldi y Ross vendieron acciones de sus empresas al grupo Emisoras Unidas.

2010

Contó que en ese año creó un programa de televisión llamado Hablando con Alejandro Sinibaldi. Herrera declaró que su jefe no era bueno para manejar las redes sociales y le cedió a ella el uso de sus diversas redes y la autorización para realizar publicaciones.

El manejo de las redes sociales no era una de sus mejores habilidades
Aneliese Herrera
, sindicada

Su salario en ese año ya era de 8 mil 500 quetzales.

2012

Sinibaldi asume como ministro de Comunicaciones. Herrera declaró que entonces su jefe se la llevó a trabajar al ministerio con un salario de 22 mil 400 quetzales, en el renglón presupuestario 0-29.

Adicional seguía cobrando otros 8 mil 500 en la parte privada. 

“Básicamente mi salario era de 28 mil quetzales”. 

Lo deja de ver 

En abril de 2015 la relación cambió. Herrera declaró que Sinibaldi le dijo que tomaría un descanso y ella viajó a Estados Unidos.

Al siguiente año en agosto de 2016, deja de percibir salario y en 2017 es llamada a declarar a la fiscalía.

Confiesa otro empresario

El empresario Pedro Luis Rocco Arrivillaga, confesó haber pagado sobornos a Alejandro Sinibaldi. El método similiar al de los otros empresarios sindicados. 

Fue citado en 2012 a la oficina de Sinibaldi en la zona 10. Se le pidió el 15 por ciento sobre la deuda de arrastre y aceptó hacer los pagos ilegales "fue un error grave" expresó. 

Las declaraciones ocurrieron en la audiencia de primera declaración del caso Construcción y Corrupción. En total accedieron a declarar 18 de 28 sindicados. 

Lo dicho por los sindicados solo constituye su derecho de defensa, reiteró la jueza a cargo del caso Erika Aifán.

* ACTUALIZACIÓN: esta nota se editó el jueves 10 de agosto de 2017 a las 15:40 horas, eliminando la referencia de que Alejandro Sinibaldi vendió Imágenes Urbanas a Erick Archila, debido a que Anelisse Herrera no lo mencionó directamente a él. Lamentamos el error y ofrecemos nuestras disculpas a los afectados.

09 de agosto de 2017, 18:08

cerrar