"Esta medalla es para Guatemala, para demostrarles que se puede soñar"

Las palabras salen fácil cuando llega el premio a tanto esfuerzo y entrega. Para el gimnasta Jorge Vega, la medalla de oro panamericana en la especialidad de manos libres (piso) es la respuesta a mucho trabajo dedicado junto a su entrenador, el guatemalteco Sergio Tejada, con quien han compartido largas horas de ensayos en el gimnasio, hasta lograr el resultado anhelado.

Ya con la medalla al cuello, Jorge Vega habló con los medios. Su ejecución fue notable y logró una calificación de 15.150, superando a los estadounidenses Donnell Whittenburg y Samuel Mikulak, plata y bronce, respectivamente.

"Esta medalla es para Guatemala, para demostrar que a pesar de todos los problemas tremendos que tenemos, se puede soñar", expresó.

En el Coliseo de Toronto se escuchó el himno de Guatemala en la ceremonia de premiación y Jorge Vega fue ovacionado por el público local. 

“El oro representa toda mi vida, todos mis sacrificios. Regresaré a Guatemala como campeón y seguiré hacia delante. Esta medalla es como dormir en las nubes”, dijo sonriendo a los periodistas, en la zona mixta.

“El objetivo principal era estar dentro de los primeros 8 lugares. Sabía que en la final todo podía pasar. En el primer día de clasificación no trabajé muy bien, pero hoy repetí la rutina de la final de todo evento y allí están los frutos”, añadió.

Su entrenador, el guatemalteco Sergio Tejeda, ha estado junto a Jorge desde hace más de 10 años. "Consiguió lo que nunca nadie en la historia hizo. Es el primer gran medallista de la gimnasia masculina, y esto tiene mucho mérito", reflexionó.

Pero las metas no terminan aquí. Jorge disputará este miércoles 15 de julio la final de salto al potro, donde espera confirmar otra buena participación. 

 

 

14 de julio de 2015, 19:07

cerrar