"Este, fíjese que…" Muletillas que pueden ser síntoma de alzhéimer

El estudio fue elaborado por investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison de Estados Unidos. (Foto: Telemundo)

El estudio fue elaborado por investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison de Estados Unidos. (Foto: Telemundo)

Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, Estados Unidos, elaboraron un estudio que determina que las pausas, las muletillas, el alargado de las palabras y otros hábitos pueden desembocar en el mal de Alzheimer.

Investigadores pidieron a los voluntarios describir lo que se les mostraba. Las sesiones se grabaron con dos años de diferencia y en ellas se notó un deterioro en la forma de expresarse de quienes tenían indicios de trastornos cognitivos.

  • LEE TAMBIÉN:

Este estudio fue analizado por la Conferencia Internacional de las Asociaciones de Alzheimer y, si nuevas pruebas confirman sus resultados, podría ser una forma sencilla de detectar síntomas tempranos de un deterioro mental.

Comprobamos que hay aspectos del lenguaje que son afectados antes de lo que pensábamos, antes o al mismo tiempo que surgen los problemas de memoria
Sterling Johnson.
, impulsor del estudio de la Universidad de Wisconsin-Madison.

La medicina actual no impide el avance o reversión de los síntomas del alzhéimer, solo los aminora; pero los médicos estiman que cuanto antes se detecten, más posibilidades habrá de tratar la enfermedad.

Mucha gente dice “esteeee, fíjese que, yo creo queee...” y tiene problemas para recordar nombres, sin que esto implique que sufre de algún trastorno mental o cognitivo.

Es algo normal de la edad, cosas que uno puede recordar más tarde y que no van a afectar una conversación. La diferencia es que ocurre con frecuencia e interfiere la comunicación y se agrava con el tiempo
Kimberlay Mueller
, investigadora que participó en el estudio.

Para ver si un análisis del hablado puede detectar los primeros síntomas de problemas cognitivos, los investigadores pidieron a 400 personas sin este tipo de problemas describir una imagen. Los científicos no percibieron cambios con la capacidad de dicha gente para expresarse con el tiempo.

Luego hicieron la misma prueba con 264 personas de entre 50 y 70 años que participaban en un estudio del Registro de Wisconsin para la Prevención del Alzheimer, la mayoría de las cuales tiene un padre con dicha enfermedad y podría correr riesgo de contraerla. 

  • POR SI NO LO VISTE:

En esta última prueba, se percibió un deterioro más acelerado en la expresión de ideas y en la fluidez con que hablaban los voluntarios. Ellos usaban más pronombres como “eso” o “esto" en lugar de nombres específicos para aludir a cosas o personas, empleaban oraciones más cortas y les tomaba más tiempo expresar lo que querían decir.

Todos esos son indicios de problemas con todos los datos que procesa el cerebro
Julie Liss
, experta en el lenguaje de la Universidad Estatal de Arizona.

*Con información de Milenio

18 de julio de 2017, 10:07

cerrar