¿Cuál es el origen de la rivalidad entre el Barça y el Real Madrid?

La rivalidad entre los equipos españoles surgió hace más de 100 años. (Foto: Fútbol1A)

La rivalidad entre los equipos españoles surgió hace más de 100 años. (Foto: Fútbol1A)

Aunque actualmente el FC Barcelona y el Real Madrid encabezan los partidos de fútbol más importantes del mundo no siempre fue así. Una polémica final en 1916 originó la guerra futbolística que hoy seduce a toda Europa.

Según el historiador español Eduardo González, la rivalidad deportiva entre ambos equipos españoles "es el reflejo de la rivalidad en otros ámbitos", en este caso, el político.

Campeonato de España 1916

Fue un 15 de abril de 1916 cuando el Barça y el equipo merengue se vieron las caras en las semifinales de un torneo, las cuales no fueron ni a uno ni a dos partidos sino a cuatro, teniendo un polémico final que terminó en abandono del conjunto azulgrana en pleno partido.

Paulino Alcántara y Santiago Bernabéu fueron las primeras estrellas del FC Barcelona y Real Madrid respectivamente. (Imagen Infobae)

Un 2-1 a favor del Barcelona en su cancha, y un 4-1 para los merengues en el estadio O´Donell del Atlético de Madrid, le dieron paso a un tercer partido para desempatar y como anteriormente no se contaban los goles de diferencia, sino las victorias, se tuvo que jugar un partido de desempate.

El tercer juego tuvo lugar en la cancha del O´Donell donde José Ángel Berraondo fue el árbitro, quien según la página web del Barça, "había sido socio y jugador del Real Madrid". Ese vibrante encuentro terminó con un empate a seis goles por lo que fue necesario jugar por una cuarta vez en el mismo estadio y con el mismo referi.

Los 90 minutos de juego dejaron un 2-2 en el marcador por lo que debió jugarse tiempo extra. Los dos goles de Sotero Aranguren para darle la victoria a los merengues por 4-2, fueron lícitos gracias al apoyo del árbitro español.

Fue allí cuando Santiago Massana, el capitán del conjunto catalán ordenó a sus compañeros que abandonaran el campo de juego 12 minutos antes de terminar.

"El Barcelona es víctima del arbitraje" decía una nota periodística de la época (Imagen Infobae)

Desde ese momento nada fue igual y cada enfrentamiento tomó mayor relevancia. Según Eduardo González, las cuestiones sociales acrecentaban la rivalidad ya que el equipo blanco ha tenido "una gran habilidad para adaptarse a todas las circunstancias políticas" mientras que a su oponente siempre se le vinculó con el catalanismo, el cuál esta fuertemente vinculado con la actividad del club.

En los clásicos en el Camp Nou en el minuto 17.14 resuena el grito de Independencia (Foto Infobae)

Las diferencias en cuanto a la cuestión política que representa cada institución hacen prácticamente imposible una reconciliación y según González: "Hacen falta directivos muy hábiles, pero solamente para que se pueda suavizar la tensión".

*Con información de Infobae

22 de abril de 2017, 15:04

cerrar