Este es el misterioso planeta donde llueven rubíes y zafiros

Las extremas temperaturas en este planeta permite la formación de diversos fenómenos. (Foto: University of Warwick/Mark Garlick)

Las extremas temperaturas en este planeta permite la formación de diversos fenómenos. (Foto: University of Warwick/Mark Garlick)

Los astrónomos encontraron en el exoplaneta HAT-P-7b nubes que pueden estar compuestas por corindón, mineral que forma los rubíes y los zafiros, según un estudio publicado en la revista Nature Astronomy.

De acuerdo con el portal Phys.org, HAT-P-7b fue descubierto en 2008. El gigante gaseoso se encuentra a una distancia de alrededor de mil años luz de la Tierra. Es un 40% mayor que Júpiter y orbita una estrella más caliente que el Sol.

  • MIRA TAMBIÉN:

También es conocido por sus extremas temperaturas, el lado del exoplaneta que siempre se enfrenta al astro presenta temperaturas que superan los 2 mil 500 grados Celsius, mientras que en su lado nocturno las temperaturas alcanzan los mil 300 grados. 

Luego de monitorear la luz que se refleja en la atmósfera de HAT-P-7b e identificar los cambios que se producen en la misma, un equipo de científicos ha descubierto que el lejano exoplaneta experimenta masivos cambios en los vientos, lo que puede dar lugar a catastróficas tormentas.

  • ADEMÁS:

"Utilizando el Kepler de la NASA estudiamos la luz reflejada de la atmósfera de HAT-P-7b, y encontramos que estaba experimentando cambios. Creemos que las nubes se forman en la parte fría nocturna del planeta y se evaporan rápidamente en el lado caliente de día", explica el doctor David Armstrong del Warwick's Astrophysics Group.

Según el especialista, los fuertes vientos que circulan por el planeta transportan las nubes desde el lado nocturno al diurno. "Los vientos cambian rápidamente de velocidad, debido a que se acumulan y luego se desvanecen grandes formaciones nubosas. Es la primera detección del tiempo en un gigante gaseoso ubicado fuera del sistema solar", argumenta.

  • LA CIENCIA...

Los autores del estudio creen que las nubes están hechas de corindón. Si las formaciones se mantienen en el lado nocturno del exoplaneta, donde el compuesto puede existir en forma líquida, este puede saturar la atmósfera inferior con gotas de rubíes y zafiros. 

* Con información de Actualidad RT

12 de diciembre de 2016, 19:12

cerrar