Esto es lo que pasó la noche que nadadores dijeron ser asaltados

Así es como la denuncia de un robo del nadador estadounidense Ryan Lochte se convirtió en un incidente internacional. Todo comenzó la madrugada del 14 de agosto cuando Lochte, y otros tres nadadores, Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen, llegaron a una fiesta olímpica en la Casa Francia en Río de Janeiro, Brasil.

El video de una cámara de seguridad ubica su entrada a las 1:47 AM. A eso de las 5:47 AM los nadadores salen de la fiesta y se van a pie en busca de un taxi. Alrededor de las 6:00 AM los atletas llegaron a una gasolinera, supuestamente entraron por la fuerza en el baño y hay un altercado con los empleados.

  • MIRA AHORA:

Después de salir del baño, los hombres regresan al taxi, no obstante son abordados por los empleados de la gasolinera. Vuelven a salir del carro, y uno de ellos tiene levantadas sus manos, como rindiéndose.

La policía brasileña declaró que los empleados y unos guardias de seguridad hablaron con los nadadores, con la ayuda de un traductor, para informarles que habían dañado el baño, incluidos puertas y espejos, y debían pagar por ello.

Los hombres les dieron 20 dólares y 100 reales (como 30 dólares), antes de irse del sitio hacia la Villa Olímpica. Según los reportes de la policía, Lochte fue el más agresivo del grupo y era evidente su consumo de alcohol o drogas. Hubo un momento en el que un guardia de seguridad apuntó a los nadadores con un arma de fuego, ya que se estaban comportando de manera agresiva, añadió la policía.

Entre las 6:15 y las 7:00 AM Lochte llamó a su madre para decirle que él y sus compañeros habían sido víctimas de un asalto a punta de pistola. Aproximadamente a las 7:00 AM el equipo de nadadores llegan a la Villa Olímpica y Lochte golpea amistosamente a Feigen en la cabeza con sus credenciales.

Ese mismo día a las 9:27 AM Fox Sports reporta que Lochte fue robado a punta de pistola y una hora más tarde un portavoz del Comité Olímpico Internacional anuncia que dichas afirmaciones no son ciertas.

Al medio dia, exactamente a las 12:45 Lochte dice que unos ladrones disfrazados de policías le pusieron una pistola en la frente. El 16 de agosto el nadador regresa a los Estados Unidos antes de lo previsto. 

  • TE PUEDE INTERESAR:

Un día después, un juez brasileño emite una orden de embargo sobre los pasaportes de Lochte y Feigen, de modo que no puedan salir del país. Sin embargo, Lochte ya se ha ido, y Feigen está desaparecido. Más tarde esa noche, Bentz y Conger son bajados de un avión que se dirigía a los EE. UU., y son detenidos por la policía brasileña.

El la noche del 18 de agosto los nadadores son interrogados por la policía como testigos de lo sucedido. En una conferencia de prensa en la tarde se informa que los nadadores olímpicos no fueron robados, y que destrozaron el baño mientras estaban borrachos

A Bentz y Conger se les devuelven sus pasaportes y regresan esa misma noche a EE.UU. La policía de Río pasó su investigación a los fiscales, quienes decidirán si presentar cargos en el caso. Los nadadores podrían enfrentar cargos de vandalismo y realizar una denuncia falsa, dicen las autoridades. El jefe de la policía de Río de Janeiro, por su parte, les ha pedido que se disculpen, diciendo que sería lo correcto.

*Tomado de Buzzfeed

19 de agosto de 2016, 18:08

cerrar