Estos son los lugares donde las mujeres sufren más acoso en Guatemala

El Observatorio Contra el Acoso Callejero en Guatemala celebra este 25 de noviembre su primer año de trabajo, el cual surge con la necesidad de exponer el acoso como una forma de violencia que intimida a las personas, principalmente a las mujeres. 

Tras varios meses de trabajo, las integrantes de este colectivo han detectado que los lugares donde más se vulnera a las mujeres son el transporte público, las calles y en los centros educativos. Por lo que se trabaja en mecanismos para detener este flagelo. 

CAMPAÑAS...

“Es complejo, porque hay que reconocer qué sucede en las unidades académicas. Intentamos dar a conocer esa realidad para que las personas se vayan identificando y cambien las prácticas que realizan en función de esta problemática”, explica Daniela Gaytán, encargada de Yo Detengo el Acoso en la Universidad de San Carlos

244
casos de acoso callejero se han denunciado en 2016. El 6.2% se dio de mujer a mujer
Observatorio Contra el Acoso Callejero

El trabajo que realiza Daniela en la Usac le ha servido para crear conciencia entre los estudiantes varones, ya que varios de ellos han reconocido que han practicado el acoso. 

El mecanismo más recurrente que utilizan los acosadores son los “piropos”, con los que creen que van a agradar a las damas, pero sucede todo lo contrario. Palabras como “mamacita”, “princesita”, “rica” o “sabrosa” lastiman de forma psicológica a las mujeres. 

58%
de las denuncias sucedieron en las calles y avenidas. El resto se originó en el transporte público
Observatorio Contra el Acoso Callejero

PROCESO PENAL...

82%
de las víctimas sintieron enojo al ser acosadas.
Observatorio Contra el Acoso Callejero

Testimonio

Aracely Ta proviene de Alta Verapaz y cuenta que el transporte público es uno de los sitios donde más ha sufrido la violencia psicológica por parte de muchos hombres. 

“Cuando vas en bus, los hombres se te acercan y te rozan, es algo incómodo que hemos sufrido todas las mujeres. Generalmente pasa cuando la camioneta va muy llena y aprovechan para rozarte, muchas mujeres no se expresan o no lo denuncian por miedo”, resalta. 

Aracely pide a las mujeres para que se empoderen y que se pueden defender. “Podemos decirles a esos hombres que no somos sus mamacitas, tampoco somos ricas para ellos”, puntualiza.

24 de noviembre de 2016, 14:11

cerrar