Un estudio revela que si existe relación entre felicidad y vida íntima

El estudio busca revelar si aumentar la frecuencia en la vida sexual de la pareja ofrece mayor felicidad a los involucrados. (Foto: ABC)

El estudio busca revelar si aumentar la frecuencia en la vida sexual de la pareja ofrece mayor felicidad a los involucrados. (Foto: ABC)

Basados en la creencia popular de muchos de que la cantidad de sexo es directamente proporcional a la felicidad, es decir, que somos felices entre más relaciones sexuales tenemos, un grupo de científicos de la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburg, Pensilvania, se dedicó a estudiar el comportamiento de varias parejas para definir si en verdad más sexo es igual a más felicidad.

Los científicos les pidieron a algunas parejas doblar la frecuencia del sexo semanal para observar su comportamiento durante un periodo de tres meses. En el estudio participaron 128 personas casadas, heterosexuales, que estaban entre los 35 y 65 años.

Quienes tuvieron más sexo no hicieron más felices a sus parejas en parte porque el aumento de la frecuencia del sexo “dio lugar a una disminución de la espera y del disfrute del sexo”, dice el estudio publicado en el Journal of Economic Behavior & Organization. En consecuencia, hubo una disminución en la felicidad, dijeron los expertos.

“En realidad no es que tener más sexo hiciera que no quisieran o que no les gustara. Al parecer es el hecho de que les hayan pedido que lo hicieran en vez de tener la propia iniciativa”, dicen los investigadores en el estudio.

“Si hiciéramos el estudio de nuevo y pudiéramos costearlo otra vez, les diríamos a los sujetos que iniciaran el sexo de forma más sensual, tal vez haciendo que alguien cuide a sus hijos, en una habitación de un hotel o con sábanas egipcias, en vez de hacerlo por hacerlo”, explicó George Leowenstein, líder del estudio y profesor de economía y psicología en la Universidad Carnegie Mellon.

A pesar de los resultados del estudio, Leowenstein cree que incrementar la frecuencia sexual de la manera correcta puede ser benéfico.

Este estudio de la Universidad Carnegie Mellon va en la línea de otra investigación publicada en la revista Social Psychological and Personality Science que sugiere que no es necesario tener relaciones sexuales todos los días para cosechar los beneficios del sexo, al menos en términos de felicidad y de la cercanía en la relación.

Quienes afirmaron tener sexo cuatro veces a la semana o más no dijeron sentirse más felices que quienes lo hacían solo una vez a la semana.

*Con información de www.cnnespanol.cnn.com