Exdirector del FBI: "Los pedidos de Donald Trump fueron perturbadores"

James Comey fue destituido del cargo por Donald Trump en mayo recién pasado. (Foto: AFP)

James Comey fue destituido del cargo por Donald Trump en mayo recién pasado. (Foto: AFP)

James Comey, el exdirector del FBI, destituído reciente por el presidente Donald Trump, inició este jueves una audiencia ante el Senado para relatar las presiones ejercidas por el mandatario derivadas de una investigación sobre el papel de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en los Estados Unidos.

Comey prefirió no repetir el testimonio por escrito que divulgó este miércoles, donde afirmó que Trump le sugirió dejar en paz al general Michael Flynn, que renunció del cargo de Asesor de Seguridad Nacional el pasado 14 de febrero, y quien era uno de los investigados.

  • MIRA TAMBIÉN:

En su intervención, el exdirector de la agencia de inteligencia estadounidense calificó como "muy perturbadores" los pedidos que le efectúo Trump sobre la investigación de la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del año pasado.

El gobierno prefirió difamarme a mí y al FBI, afirmando que la agencia era un desorden, mal conducida, y que los agentes perdieron confianza en su responsable
James Comey
, exdirector del FBI.

Asimismo, acusó a la administración de Trump quien lo despidió del cargo en mayo pasado alegando que el FBI se encontraba en una situación caótica, de haberlo "difamado" a él y al FBI, agregando que no es su papel indicar si Trump incurrió en el delito de obstrucción de justicia al sugerir sobre cómo investigar sobre la supuesta injerencia rusa.

No pienso que yo deba decir si las conversaciones que tuve con el presidente fueron obstrucción de justicia. Fue una cosa muy perturbadora, desconcertante
James Comey
, exdirector del FBI.

Además, Comey dijo que interpretó una conversación con Donald Trump sobre una investigación que acosaba a su entonces asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, como una "instrucción".

  • POR SI NO LO LEÍSTE:

La preocupación en el FBI era no "contaminar el equipo de investigación. No queríamos que los agentes supieran lo que el presidente había pedido. Cuando una solicitud viene del mandatario, la tomo como una instrucción", dijo el exfuncionario.

De este caso dependerá el futuro de la administración de Donald Trump, a quien se le ha hecho cuesta arriba el camino para concretar sus prometidas reformas, y cuya popularidad conocía esta semana un nivel históricamente bajo, de apenas 38% de opiniones favorables, según la firma Gallup.

08 de junio de 2017, 09:06

cerrar