Informe sobre explotación sexual en el país da resultados "dramáticos"

En conjunto, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), elaboraron y entregaron el informe sobre la "Trata de Personas con fines de explotación sexual (2010-2014)" que refleja según calificó el titular de la comisión, Iván Velásquez, resultados "dramáticos".

La representante adjunta de Unicef, Mariko Kagoshima, destacó que este flagelo afectó directamente al menos a 48 mil 600 víctimas de nacionalidad guatemalteca y extranjera.

"Al menos las estructuras criminales reclutan un promedio de 33 mujeres, niños y niñas al día con fines de explotación sexual", explicó la representante japonesa.

Las autoridades presentaron el informe que entregaron al Ejecutivo representado por el vicepresidente Jafeth Cabrera y la Fiscal General, Thelma Aldana. Es el segundo informe que realizan conjuntamente las dos instituciones de la ONU y el problema persiste porque, según Kagoshima, "sigue habiendo autoridades que lo permiten".

Además, el informe reveló que la explotación sexual genera un promedio anual de 12 millardos de quetzales que equivale al presupuesto aprobado para el ministerio de Educación en el ejercicio fiscal 2016.

Por su parte, el comisionado de la CICIG esperó que los resultados de este informe tengan una repercusión en la sociedad e hizo un llamado a las instituciones implicadas como el Congreso, el Ministerio Público, la PGN, el Inguat y los ministerios de Desarrollo, Salud, Educación y Cultura, entre otros, para que trabajen conjuntamente para combatir este delito.

Las víctimas

Unicef destacó que en el trabajo de campo se encontraron con casos de hasta menores de 10 años. De los casos denunciados y que llegaron a sentencia, el informe reflejó que el 64% correspondían a mujeres, de las cuales, más de la mitad eran menores de edad.

Por cada víctima, los centros obtienen una rentabilidad que oscila entre 345 mil y 1.6 millones de quetzales según el tipo de negocio.

Kagoshima criticó que en muchas ocasiones las víctimas tienen que trabajar durante jornadas de 16 horas al día y llegar a realizar hasta 30 servicios en una jornada. 

Centros de explotación

Guatemala es un país de paso, origen y destino de las víctimas. El informe refleja diferentes locales en los que se realiza la explotación que van desde spas a cevicherías, pasando por cafeterías, cantinas, night club o comedores

En función al estrato social destinado, los centros se dividen en diversos niveles, siendo tipo A para clientes de clase media alta y tipo E de clase baja. Principalmente, en el país la trata de personas se da en las áreas dominadas por el narcotráfico, las zonas fronterizas y rutas migratorias.

Velásquez aprovechó para hacer un llamado a la Dirección de Espectáculos del Ministerio de Cultura y Deportes para que vigilara los clubes nocturnos.

*Aquí puedes leer el informe completo.

26 de mayo de 2016, 16:05

cerrar