Fallece a los 85 años el ex-primer ministro israelí Ariel Sharón

Ariel Sharon, ex primer ministro israelí, llevaba 8 años en coma.(Foto:EFE) 

Ariel Sharon, ex primer ministro israelí, llevaba 8 años en coma.(Foto:EFE) 

El ex-primer ministro Ariel Sharón, uno de los políticos más laureados y a la vez controvertidos de la historia de Israel, falleció hoy a los 85 años en el hospital de Tel Aviv donde permanecía ingresado desde 2006, informó el canal 1 de la televisión israelí.

La salud de Sharón, que estaba en coma desde que hace exactamente ocho años sufriera un masivo derrame cerebral, comenzó a deteriorarse hace dos meses y medio, y en los últimos días sufría una insuficiencia renal que afectó a varios de sus órganos vitales. 

Trayectoria política

Su fugura deja un legado jalonado por luces y sombras, sin el que no se pueden entender capítulos cruciales de la Historia de Israel y del conflicto en Oriente Medio.

"Sharón es la misma reencarnación de Israel en una sola persona desde 1948, y su legado e influencia abarcan desde el campo militar, pasando por la política, la economía. En resumen, Israel no sería lo que es hoy sin su figura", explica a Efe el que fuera uno de los más allegados asesores en su etapa de primer ministro, Raanán Gissin.

Su figura, la de díscolo general y astuto estratega, amado y aclamado por unos y odiado por otros, no deja indiferente a nadie.

Campañas como las del Sinaí en la guerra de los Seis Días (1967) o el cerco al Ejército egipcio durante la del Yom Kipur en 1973, en la que, desobedeciendo las órdenes del Estado Mayor, dirigió a sus tropas hasta las puertas de El Cairo, no podrían comprenderse sin su liderazgo.

En su faceta militar es conocido también, entre otros episodios, por su controvertido papel indirecto en la masacres de palestinos de los campos de refugiados de Sabra y Shatila en El Líbano en 1982.

La colonización de Cisjordania y la franja de Gaza también tiene su crédito cuando, siendo ministro de Agricultura a finales de la década de 1970, impulsó la proliferación de asentamientos israelíes en los territorios ocupados.

La Segunda Intifada, la de Al Aksa, le debe en parte el nombre a una polémica visita que efectuó entonces como líder de la oposición, en septiembre de 2000, a la explanada donde se erige el santuario musulmán. Fue el detonante de uno de los levantamientos populares palestinos más importantes contra la ocupación israelí.

Sharón también será recordado por ser el responsable del confinamiento en Ramala del histórico dirigente palestino Yaser Arafat, al que declaró persona irrelevante e interlocutor no válido, lo que le valió fama de líder intransigente.

El actual muro de separación israelí que serpentea por buena parte de Cisjordania comenzó a confeccionarse en 2002, bajo su mandato, como respuesta a decenas de atentados suicidas palestinos.

Sharón gobernó el país entre 2001 y 2006 y, un año antes de sufrir un derrame cerebral que le dejó postrado, creó un nuevo partido, el centroderechista Kadima, con el que sacó adelante la evacuación de colonos y soldados israelíes de Gaza pese a la oposición del derechista Likud, hoy liderado por uno de sus principales rivales, Benjamín Netanyahu.

El mandatario sufrió la fuerte hemorragia cerebral en enero de 2006 y, desde entonces, se encontraba en estado vegetativo en un hospital al que sólo acudían sus hijos y allegados más cercanos.

Además de participar en todas las guerras que ha combatido Israel desde su creación, Sharón estuvo en primera línea en los Gobiernos de Isaac Rabin, Menajem Beguin, Simón Peres, Isaac Shamir y Netanyahu antes de convertirse en jefe del Ejecutivo en 2001, tras derrotar a Ehud Barak.

Fue autor de innumerables intrigas, movimientos y desafíos políticos, con el único propósito de continuar en el poder, haciendo y deshaciendo coaliciones a su antojo.

Sorteó incluso un escándalo de corrupción que recayó en uno de sus hijos, Omri, que acabó pagando con meses de prisión, se dice que expiando los pecados políticos de su progenitor por financiación ilegal de partidos.

Sharón culminó su vida política gozando de gran predicamento entre la población israelí, que lo consideraba un político aguerrido capaz de sacar adelante al país.

Reacciones y condolencias

Tras enterarse de la noticia, políticos y personalidades de todo el mundo, se han referido a lo sucedido, entre ellos el presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, quien expresó hoy sus condolencias por el fallecimiento del antiguo primer ministro israelí Ariel Sharón y destacó tanto su liderazgo como su figura polémica y la "marca" que dejó en Oriente Medio.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, también lamentó la muerte del israelí, con estas palabras: "En nombre del pueblo estadounidense, Michelle y yo enviamos nuestras más profundas condolencias a la familia del ex primer ministro israelí Ariel Sharón y al pueblo de Israel por la pérdida de un líder que dedicó su vida al Estado de Israel", indicó Obama en un comunicado.

Mientras Israel dice adiós al ex primer ministro Sharón, nos unimos al pueblo israelí rindiendo homenaje a su compromiso con su país
Barack Obama
, presidente de Estados Unidos

El entierro

El ex primer ministro israelí será enterrado el lunes en una ceremonia privada en el rancho en el que vivía en el sur de Israel, y en el que está sepultada también su mujer Lili. 

Sharon será enterrado presumiblemente junto a su esposa lily. (Foto: EFE)
Sharon será enterrado presumiblemente junto a su esposa lily. (Foto: EFE)

Los detalles del entierro de quien fuera primer ministro de Israel entre 2001 y 2006 serán dados a conocer esta noche después de que se reúna una comisión ministerial especial, pero todos los medios aseguran que será en el rancho de los Sicomoros y no en la parcela de dirigentes políticos y militares israelíes en el cementerio militar de Jerusalén.

Situado en el Negev meridional, al sur de la franja de Gaza, este rancho fue el epicentro de su vida privada y también política, y donde Sharón solía tomar las decisiones más difíciles.

Israel no tiene para estos casos un protocolo oficial, pero según el Canal 1 los restos del popular exmandatario israelí quedarán expuestos el domingo en la Plaza del Parlamento (Kneset) para que la población pueda rendirle honores.

El lunes por la mañana se celebrará en el mismo lugar un acto oficial de homenaje con la participación de líderes políticos locales e internacionales.

Según la fuente, el Gobierno israelí ha recibido consultas de otros gobiernos sobre si habrá un funeral de Estado.

En principio, y siempre según este medio, se prevé la participación en los funerales del vicepresidente de EEUU, Joe Biden, del ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, y del enviado especial del Cuarteto de Oriente Medio, Tony Blair. 

 

11 de enero de 2014, 11:01

cerrar