Familia Cuevas Juárez dona su literatura a la Biblioteca Nacional

Los Cuevas Juárez, familia de letras, tanto en escritura como en tinta, realizaron el 29 de julio de 2016, una donación de 3 mil libros a la Biblioteca Nacional de Guatemala Luis Cardoza y Aragón

Ricardo Juárez Arévalo y Rodrigo Cuevas Juárez, dueños de la colección proveniente de sus respectivos padres, Ricardo Juárez y Aragón y Marco Antonio Cuevas Cruz, entregaron junto a otros miembros de su descendencia, verdaderas joyas que comprenden temas de ciencia, religión, poesía, novela, romanticismo, tecnología, aventura, urbanismo, ingeniería, policial y humor, entre otros.

via GIPHY

Rodrigo cuenta a Soy502 que la familia tomó la decisión de entregar esta recopilación para que no se perdiera y más personas pudiesen disfrutar de los títulos. 

No queríamos que los libros se dividieran entre nosotros, en lugar de dispersarse, esta colección puede disfrutarse intacta, tal y como nuestros padres y abuelos la disfrutaban, estamos ligados a la cultura y las letras; este es el mejor espacio para preservar este legado
Rodrigo Cuevas Juárez
, donante de colección a la Biblioteca Nacional.

via GIPHY

Sebastián, Gabriela, Olivia y Bianca Cuevas, la nueva generación de la familia, asistieron emocionados al evento, sabiendo que sus abuelos vivirían en este salón, donde todos los guatemaltecos pueden disfrutar de estos recuerdos de infancia. 

Recuerdo que me gustaba entrar a la biblioteca de mi abuelo a esculcar sus tesoros
Olivia Cuevas
, donante de la colección Cuevas Juárez a la Biblioteca Nacional.

Ricardo Juárez y Aragón fue creador de Editorial Landívar y el abuelo, Rafael Arévalo Martínez, además de poeta, escritor y dramaturgo, fundó la Hemeroteca Nacional y dirigió la Biblioteca Nacional. En este acervo hay libros escritos por Fernando Juárez Muñoz.

La donación fue recibida por la directora de la Biblioteca Nacional, Ilonka Ixmucané Matute Iriarte, quien expresó su emoción, invitando a todos a consultar estos textos, clasificados de manera emocional más que literaria. 

31 de julio de 2016, 15:07

cerrar