La fiebre por el concierto de Metallica no conoce límites ni fronteras

Faltan horas para que Metallica se apodere del escenario en Guatemala, para hacer retumbar a las más de 20 mil almas que esperan con ansias este segundo concierto que ofrecen en nuestro país. Desde la noche del martes 1 de noviembre, algunos seguidores acampaban a las afueras del estadio Cementos Progreso para ser los primeros en ingresar al recinto de la zona 6. 

La mañana del miércoles ya había más personas que llegaron para apartar su lugar, entre ellos Manuel Portillo y sus dos hijos, Manuel y Diego

  • A DOS DÍAS...

“Este es un evento que estamos esperando y que vamos a presenciar por primera vez como salvadoreños. Nos sentimos contentos al saber que vamos a disfrutar de una gran banda en la historia del rock. Tengo más de 30 años esperando ver un toque de ellos y ahora se me ha cumplido”, explicó el hombre de 46 años

“Estamos felices porque nuestro padre nos pudo transmitir este gusto por la música de Metallica y podemos disfrutar en familia este concierto. Cuando tenía nueve años encontré un disco, el Ride the lightning. Lo empecé a escuchar y desde ahí empecé a seguir a Metallica”, explica Manuel Portillo hijo

  • DETALLES...

Segunda oportunidad

Eliseo Elías es otro seguidor de Metallica que llegó de El Salvador para presenciar el recital de los estadounidenses en Guatemala. Su historia está llena de amor y felicidad, no sin antes pasar por la angustia y la tristeza. 

“Yo tenía mi boleto comprado desde el primer día que salieron a la venta. Lo tenía bien guardado y protegido para que nada le pasara, aún así me lo robaron de mi escritorio. No sé cómo lo hicieron. Estaba muy asustado y angustiado. Le hablé a mi amigo y no me creía. Estaba muy angustiado, con ganas de llorar”, cuenta Elías

Eliseo Elías tuvo una segunda oportunidad para presenciar el concierto de Metallica en Guatemala. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Eliseo Elías tuvo una segunda oportunidad para presenciar el concierto de Metallica en Guatemala. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Su esposa al ver su tristeza le preguntó que pasaba, tras escuchar lo que había ocurrido, la mujer le compró otra entrada para que pudiera asistir al concierto. 

“Ella tiene amigos aquí y me consiguió la entrada, pero debían llevármela a El Salvador desde la semana pasada y por los problemas en la aduana, no había cómo hacerla llegar. Hoy que partimos, pasamos a la frontera por la entrada y aquí estoy listo para el concierto”, relata el hombre con una sonrisa en el rostro. 

De todas partes

Otros personajes que están desde el 31 de octubre a las afueras del estadio es Claudia, una comerciante originaria de Guadalajara, México, que se vino con varios amigos para vender playeras, gorras, pañuelos y otros souvenirs. 

“Vinimos cuando se terminó la vigilia para apartar un buen lugar. Sabemos que acá a la gente le gusta tener un recuerdo de los conciertos. Ya hemos venido para conciertos de Justin Bieber y Ricardo Arjona. Los guatemaltecos son muy amables y siempre quieren obtener algo bonito”, cuenta. 

Se espera que la noche de este miércoles el ambiente a las afueras del estadio esté más prendido esperando que llegue la hora cero para disfrutar del segundo concierto de Metallica en Guatemala

02 de noviembre de 2016, 18:11

cerrar