Fiesta de Reyes en el Bernabéu en un duelo de buen fútbol

Ancelotti quiere celebrar la primera victoria del año. Foto Real Madrid

Ancelotti quiere celebrar la primera victoria del año. Foto Real Madrid

El estadio Santiago Bernabéu vivirá en el día de Reyes un duelo que augura buen fútbol, Real Madrid ante Celta de Vigo, en el pulso de dos técnicos que apuestan por un fútbol vistoso, con la obligación de ganar para el conjunto blanco si no quiere ver escaparse a Atlético de Madrid y Barcelona.

El 2014 se abre en el Santiago Bernabéu con un duelo atractivo para el espectador para poner el broche a un día de magia con la llegada de los Reyes Magos. El Real Madrid, firme de local salvo el día que recibió al Atlético de Madrid, no tiene margen de error en el camino hacia el título a la espera de que sus dos grandes rivales se enfrenten la próxima jornada.

Por el momento su objetivo es comenzar el año con un triunfo y buen fútbol, de nuevo amparado en su líder, Cristiano Ronaldo, que un mes después se reencontrará con su afición. El portugués no juega en el Santiago Bernabéu desde que le hiciese tres goles a la Real Sociedad el 9 de noviembre. Y será de esperar si hace realidad el ofrecimiento que hizo, de anotar varios goles en honor al mítico jugador "Eusebio", quien falleció el domingo  por una complicación cardiorespiratoria. 

Menos opciones de jugar tiene el galés Gareth Bale, ya recuperado de sus problemas en un gemelo, pero a quien Ancelotti no quiere forzar. Es la apuesta del técnico italiano para un mes de enero en el que el Real Madrid se puede encontrar disputando ocho partidos si su rendimiento es bueno en Copa del Rey. Las rotaciones serán claves.

Ante el Celta no estarán por lesión Fabio Coentrao, Raphael Varane y Sami Khedira, y todo indica a que comenzarán en el banquillo Álvaro Arbeloa y Bale. Algún jugador puede sumarse si el técnico madridista da entrada en el once a Jesé Rodríguez. Como suplente en Liga seguirá Iker Casillas, ausente en el amistoso ante el PSG que regresa tras su primera paternidad.

El Real Madrid lleva 22 victorias consecutivas en cada juego que disputa como primer partido del año. Dato que intentará cortar un Celta de Vigo que busca enderezar su rumbo y amargar el día de Reyes al Bernabeú.

El equipo gallego despidió el 2013 con muchas dudas, después de caer goleado en su visitas a los estadios del Valladolid (3-0) y Athletic de Bilbao (4-0) en la Copa del Rey, y cerrar el año con un triste empate ante un Osasuna (1-1) que le perdonó la vida en Balaídos.

Dudas que necesita disipar el Celta si quiere amargarle el día de Reyes al Real Madrid en el Bernabéu, un estadio que no se le ha dado mal últimamente, ya que allí ha ganado en dos de sus últimas tres visitas.

06 de enero de 2014, 08:01

cerrar