Fin abrupto de los estímulos en EE.UU. amenazaría la economía mundial

El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke. (EFE)

El presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke. (EFE)

La ONU advirtió hoy que un final "abrupto" de la política de estímulos monetarios de la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos supondría una "amenaza" para la economía mundial.

Así consta en el adelanto de un informe sobre la situación y perspectivas de la economía mundial en 2014 que fue presentado hoy por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas (DESA).

El informe se conoce el mismo día en que la Fed termina su última reunión del año, en la que acaba de anunciar que dado que la economía de EE.UU. ha mejorado,se justifica el comienzo del fin de su programa de estímulos monetarios.

Como ya vimos este verano, los intentos de la Fed de retirar sus programas de expansión cuantitativa pueden llevar a un aumento de los tipos de interés a largo plazo en los países desarrollados y en vías de desarrollo
Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU

La Reserva Federal (Fed) anunció hoy que la economía de EE.UU. ha mejorado al punto de empezar a dar término al programa de estímulos monetarios que hacían barato el crédito con intereses prácticamente inexistentes.

Al término de su última reunión del año, el Comité de Mercado Abierto de la Fed indicó que bajará de 85 mil millones de dólares a 75 mil millones de dólares sus ccompras mensuales de bonos del Tesoro y títulos hipotecarios.

Los expertos de la ONU advierten que incluso una "reducción" de esos estímulos podría llevar a "ventas masivas" en los mercados mundiales, a un "descenso pronunciado" de los flujos de capital a las economías emergentes o a que se "disparen" las primas de riesgo.

Esta primera oleada de impactos en los mercados financieros internacionales podría transmitirse de forma rápida a otras economías desarrolladas y en desarrollo
Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU

Además de los estímulos monetarios, el estudio menciona otros "riesgos" e "incertidumbres" que amenazan la economía mundial, como la "fragilidad" del sistema bancario en la zona del euro o las "batallas" políticas en EE.UU. sobre el techo de la deuda.

"Al margen del ámbito económico, las tensiones geopolíticas en Asia Occidental y otras zonas siguen constituyendo un riesgo grave", añaden los expertos, que advierten de que pueden poner en peligro la economía mundial "más allá" de sus propias proyecciones.

El Banco Central Estadounidense, asimismo, mejoró su proyección del Producto Interior Bruto (PIB) para este año, calculando que crecerá entre un 2.2 % y un 2.3 %, comparado con la previsión de un incremento entre el 2 % y el 2.3 % que hizo en septiembre.