El final no tan feliz de "Frozen" que fue eliminado

Frozen tenía un final, para nada feliz. (Foto: Disney)

Frozen tenía un final, para nada feliz. (Foto: Disney)

La aclamada película de Disney, Frozen, fue concebida como una historia diferente a la que todas las familias disfrutan. 

El noveno film más taquillero de la historia del cine era muy diferente antes de estrenarse. 

Anna y Elsa no eran ni princesas ni hermanas. Anna era una joven bondadosa y sería la heroína, mientras Elsa era una villana que se hacía llamar la Reina de la Nieve

Elsa tenía el corazón helado para no querer a nadie, tras haber sido abandonada en el altar antes de casarse. 

ADEMÁS: 

Así es el cuento original llamado La reina de las nieves, de Hans Christian Andersen, publicado en 1844. 

Empezamos con una villana y una heroína inocente y el final incluía una batalla épica inmensa, con monstruos de nieve que Elsa creó para ser su ejército y enfrentarse a Anna y su mano derecha, Kristoff
Peter del Vecho
, productor de Frozen.

"El problema es que daba la impresión que lo habíamos visto todo, no era satisfactorio, no existía una conexión emocional con Elsa, ella no importaba en toda la película porque era la villana, no nos podíamos identificar con los personajes".

Los responsables decidieron cambiar drásticamente el final, descubriendo los motivos del príncipe Hans como el verdadero malvado; este desata una avalancha para detener el avance de los soldados de nieve de Elsa, poniendo en peligro la vida de Anna, Kristoff y los habitantes del reinado de Arandelle. Anna se da cuenta que necesita la ayuda de Elsa para evitar un desastre, poniendo los poderes fríos que Elsa controla a disposición del bien. Este acto bondadoso le permite amar una vez más. 

Pero pronto decidieron que Frozen tenía que tratarse del amor por encima del miedo, llegando al final que todos conocemos.

* Con información de People en Español

31 de marzo de 2017, 18:03

cerrar