Bombero acude a un accidente sin saber que su hija era la víctima

Steve Whitcomb respondió a la escena en Brookline, New Hampshire, donde la única víctima del suceso fue su hija de 30 años, Katie Hamilton. (nashuatelegraph.com)

Steve Whitcomb respondió a la escena en Brookline, New Hampshire, donde la única víctima del suceso fue su hija de 30 años, Katie Hamilton. (nashuatelegraph.com)

Un bombero voluntario trató de salvar la vida a una mujer en un grave accidente automovilístico el día de Nochebuena, en EE.UU. Lo que descubrió fue que quien estaba muriendo era su propia hija. Esta lamentable historia ha ocupado la atención de miles de personas en esta Navidad.

Steve Whitcomb, quien colabora como bombero en Brookline, New Hampshire, acudió a la escena de un accidente donde la única víctima del suceso, su hija Katie Hamilton, fue declarada muerta, según reportó CNN. Una camioneta agrícola chocó en la parte posterior de su auto, lo empujó a la vía contraria y otro carro colisionó contra ella, dijo a la policía.

Mientras retiraba a su hija de 30 años del vehículo destrozado, no la reconoció inicialmente, según informó el jefe de policía, Bill Quigley. Los otros dos pilotos resultaron ilesos y nadie fue acusado. 

Imagen del Facebook de Steve Whitcomb donde está junto a su hija, Katie Hamilton. (huffingtonpost.com)
Imagen del Facebook de Steve Whitcomb donde está junto a su hija, Katie Hamilton. (huffingtonpost.com)

Lamentablemente Hamilton no deja sólo a su padre, sino también a tres niños pequeños. "Es un triste, triste día para todos nosotros, no sólo porque es la víspera de Navidad".

Brookline es un pequeño pueblo de 4 mil habitantes, y todo el mundo tiene a Hamilton y Whitcomb en alta estima. El Nashua Telegraph, diario local, informó que los dos trabajaban en plomería y eran muy cercanos.

 

26 de diciembre de 2013, 14:12

cerrar