Fiscal se querella contra Mascherano por fraude fiscal contra Hacienda

El argenino Javier Mascherano tiene problemas legales con Hacienda Pública en España. (Foto: EFE)

El argenino Javier Mascherano tiene problemas legales con Hacienda Pública en España. (Foto: EFE)

La Fiscalía ha interpuesto una querella contra el internacional argentino del FC Barcelona Javier Mascherano, al que acusa de eludir el pago de 1.5 millones de impuestos simulando la cesión de sus derechos de imagen a empresas instrumentales situadas en países con una fiscalidad favorable, informó a Efe el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

La querella, que investiga un juzgado de Gavà (Barcelona), acusa al futbolista de dos delitos contra la Hacienda pública por no haber incluido en sus declaraciones del IRPF de los ejercicios 2011 y 2012 los ingresos recaudados con la explotación comercial de sus derechos de imagen.

El pasado mes de septiembre, una vez la Agencia Tributaria había comenzado a investigarlo, el deportista devolvió a Hacienda los 1,5 millones de euros defraudados, más otros 200,000 de intereses devengados, con lo que podrá beneficiarse de una rebaja de pena en caso de condena.

En su escrito, la Fiscalía de Delitos Económicos sostiene que, en los ejercicios de 2011 y 2012, Javier Mascherano ocultó al fisco su participación en las sociedades que ostentaban sus derechos de imagen y, de esa forma, eludió el pago de impuestos por los beneficios obtenidos con los mismos.

Según el fiscal, "con la finalidad de burlar esa obligada tributación", el futbolista desarrolló una estrategia consistente en "dos conductas diferenciadas en su ejecución pero comunes en su propósito": no declarar las rentas obtenidas de la marca Nike a través de una sociedad domiciliada en Estados Unidos y simular la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental radicada en la zona franca de Madeira (Portugal).

Mediante esa "estrategia de ocultación de los ingresos por explotación de sus derechos de imagen" obtenidos por Mascherano, sostiene la Fiscalía, el futbolista defraudó en el IRPF un total de 587,822 euros en el ejercicio de 2011 y de 968,907 euros en 2012.